jueves, 5 de mayo de 2011

Work in progress

... gracias Marcelo por darme siempre motivos


Para A. por su oficio

No sé bien si este amor es mar o viento,
este amor, que crece como la fruta

y viste las aceras

entre la lluvia o nuestros pasos,

transita alfombras de piel de naranja

y descansa en un horizonte

azul como el oficio de tus labios.