domingo, 25 de septiembre de 2011

Fiebres

(Abrazo entre dos ausentes, Eduardo Naranjo)



La ausencia de tus manos
destila en gotas por mi frente

8 comentarios:

Fusa Díaz dijo...

Bienvenida, preciosa.
Te quiero mucho.

gloria dijo...

No se me ocurría mejor sitio donde acudir... También te quiero mucho, F.

(* dijo...

La felicidad que me sube por dentro cuando vuelves... es que... ay.
Requetebienvenida, linda.
Un abrazo inmenso para las dos.

gloria dijo...

Pues no te haces idea de lo bien que me hace a mí encontrarme con poemas como el que has subido.
Anda que la que tenía miedo a no sé qué... ;) Me alegro muchísimo, pero que muchísimo.
Un abrazo enorme para ti, Lunita.

Marcelo dijo...

Empiezo a acostumbrarme de que vuelvas y así, olvido que te has ido.

gloria dijo...

Tal vez porque no me voy nunca... o porque soy un poco como esos ausentes del cuadro, siendo sin estar...
Mil gracias, M.
Un beso.

Bel M. dijo...

Gracias por tu visita, por tu compañía siempre, pero gracias sobre todo porque no me había dado cuenta de que estabas aquí otra vez con tus deslumbrantes regalos (ver arriba).
Un gran abrazo.

gloria dijo...

Las gracias te las debo yo todas, Bel, te lo he dicho aquí y allá y no me canso... ¿Seguimos el camino?
Te abrazo.