martes, 5 de mayo de 2009

Ruego

(La morte al ballo, Felicien Rops)



Leyendo Santa Deriva, de Vicente Gallego



Palabra, luz de ayer,
que cobijaste tu secreto infinito,
tú que circunscribías mis pretensiones,
resguarda, palabra mía, el sabor
de mi llanto escrito en el horizonte.

Palabra, luz de ahora,
que arremolinas tu belleza insondable
y revelas tu maliciosa sonrisa,
tú, palabra, que remota me yuxtapones,
enjuaga ahora mis verbos gritados al aire.

Palabra, luz de mañana,
que vendrás a desbaratar el silencio,
palabra aún desaprendida que aliviarás
los temores hoy conjugados, acude
a sosegar el necesario baile de la muerte.



28 comentarios:

[...Alexsandra...] dijo...

INTERESANTE ENTRADA!
que manera de hacer que mis neuronas despierten!!

ABRAZOS ENORMES!
=D

TORO SALVAJE dijo...

La palabra como único consuelo.
Yo ya no tengo otro.

Besos.

Aire dijo...

Palabra, palabras, acariciando e hiriendo, como metralla de besos...

Gracias por pasar por mi blog :)

Verbo... dijo...

"palabra luz de mañana"

eso es lo que hago en las mañanas, buscar palabras, que me iluminen, y que acompañen.

Besitos.

Laura dijo...

Son las palabras las que han de salvar al mundo de sus desgracias, sin duda.
Un saludo

TriniReina dijo...

Un ruego que hacemos a diario los que amamos la palabra y más que eso, los que amamos el ser capaces de plasmarla tal como la sentimos.

Abrazos

SOL dijo...

Busca en las palabras mas bellas GLO.. siempre estan por ahi desparramadas!!!
Será cuestión de unir las mas bellas, esas que llenen tu corazón de sentimientos que te lleguen y se queden dentro de ti... el mayor tiempo posible!!!
Besos cielo, llenotes de luz!!!
Pasa un bello dia!!!

elshowdefusa dijo...

Gloria. Gloria. No puedo más con estas palabras tuyas. Me siento como Raquel cuando leía los poemas de Ali. Como Adela leyendo los cuadernos de Eulalia. Me siento como espiando palabras ajenas, como cogiendo un papel que no es mío, me siento dentro de ti. Y estoy totalmente alucinada con la cantidad de poemas que estás haciendo, con la calidad literaria que tienen. Es precioso, de verdad, es muy precioso este poema. Es justo lo que todos queremos pedirle a la palabra desaprendida, que venga y nos alivie los temores conjugados.

BRAVO.

No puedo decir más.

rodri dijo...

Tu palabra, luz de siempre, luz de eternidad...
MIL BESOS

gloria dijo...

ALEXSANDRA:
Gracias, niña. Así me gusta... que no se duerman.

Besos, linda.

TORO SALVAJE:
El único que nos queda a todos, Toro.

Un abrazo enorme (gracias).

AIRE:
Dulce amargura de la expresión no dicha...

Gracias a ti por venir.

Un beso.

VERBO:
Pues sigue, Verbo, corazón, no te detengas en este hilar permanente. Por aquí sabereamos tu aroma...
Un fuerte abrazo.

gloria dijo...

LAURA:
No lo dudamos, y sobre esa idea debemos seguir trabajando. Gracias!
Un beso.

TRINIREINA:
Gracias, Trini, un ruego cumplido en tu caso y además maravillosamente.

Un fuerte abrazo.

SOL:
Ay, Solcita, reina, ése es mi ruego, no sé si será posible, pero créeme que si pudiera las retendría... no sería justo... las palabras son libres en su vuelo... no nos pertenecen...
Un beso enorme de martes (con mucha luz para ti, linda).

FUSA:
¿Cuándo has dejado tú de entrar hasta la cocina preciosa? Y hasta donde haga falta... como Raquel... como Adela... como todo Bergai que está tan dentro de mí como lo estás tu misma, F.
Me alegra tanto que te guste... (no se lo digas a nadie, pero me daba mucho miedo este poema, algún día te explicaré...).
Gracias, que no sé ya cómo dártelas, de verdad, mi queridísima Fusa, eres increíble.

Te beso.

RODRI:
Ojalá no se acabe... pese a no encontrar la palabra precisa... ojalá dure lo que dura el viento...
Mil besos.

poemas de ruben dijo...

Que te vean siempre entre los radios de luz de tu poesía.Sublime a cada instante.

marisa dijo...

Palabras, Gloria, palabras...Qué hacer sin ellas? Las enredamos, las tejemos, las acariciamos, aunque a veces duelan. Un beso y mil palabras.

Roberto dijo...

Me acunas con tu palabra...soberana y apátrida, rebelde y sumisa. Me prendo de tu escritura...

un beso

(* dijo...

Estás que te sales, Gloria, es que te lo llevo diciendo días, que no dejas de sorprenderme, que qué te pasa con las palabras que son más tuyas que nunca... que alivian más que nunca mis temores. Ruego por que sigas escribiendo, ruego por venir aquí cada día y abrazarme a tu palabra, por cada emoción que se remueve en ese mar donde tú meces las olas.

Un dulce beso, linda.

Fero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fero dijo...

Oh que ruego!

enjuaga ahora mis verbos gritados al aire.

Ya que tú te atreves a colocar más palabras en mis versos (por cierto: todas las que coloques son bienvenidas), yo me arriesgaría a colocar signos de admiración (de ruego, realmente) a cada estrofa.

Y...

te rogaría a tí que me regales la segunda estrofa para guardarla en mi alma.

:)

encantado leerte.
Gracias por tus palabras :)


---
tuve que borrar el comentario anterior por exceso de errores :o

Elisa dijo...

Palabras que crujen, que resbalan, que tiritan...
Palabras que limpian lágrimas,
que las propias palabras provocan...
Palabras, que nos enseñan y nos confuncen.
Palabra, contradicción.

Esa forma de ver el mundo...
ese mundo que tien forma a través de las palabras...

Un beso poetisa!

ANABEL dijo...

Palabra que sosiega el baile de la muerte... átonita. Así me dejó el poema y la imagen que escogiste para ilustrarlo.
Besos

gloria dijo...

RUBÉN:
Gracias, Rubén... me conformo con no perder las ganas de escribir...
(muchísimas gracias).
Un beso.

MARISA:
Recojo esas mil palabras, Marisa, es el mejor regalo que podemos hacernos, para seguir entretejiendo un manto de palabras.
Muchas gracias y un abrazo fuerte.

ROBERTO:
No te sueltes, poeta, si tú te prendes, yo escribo, y si tú escribes...

¿qué haría yo sin tu escritura?

Un abrazo enorme, a media noche...

(*:
Gracias por tu ruego maravilloso, Lunita (me estás sacando los colores y casi no sé qué decirte, pero lo intentaré).
Mi ruego para ti, querida mía, es que sigas dándome esas lecciones de prosa que me quedan con la boca abierta, tanto que tengo que ir y venir y releer porque no sé qué resaltar ni con qué quedarme de tantísimo que dicen todos esos caracoles que lentos van... pero con fuerza... recuerdas a Benedetti, ¿verdad? ¿no te decía yo que venía? pues está viniendo, Lunita, ya lo estás sintiendo...
Un beso muy dulce para ti.

gloria dijo...

FERO:
Pero, Fero... jamás me atrevería a tocar ni una coma de tus palabras... ni una... sólo he interpretado tus versos con tus propias palabras (pero por favor si te ha parecido que te estaba... ay, dios... por favor, no pienses que pretendía nada salvo decirte lo que sabes que pienso).

Te permito las exclamaciones y lo que haga falta, querido amigo.

¿La segunda estrofa? y el poema entero si hace falta...

Gracias a ti, por tus palabras, por tu sinceridad y por tu intensidad.

Un fuerte abrazo, Fero.

ELISA:
Crujen, mecen, limpian, curan, salvan, abrigan, arañan, enferman, confunden, enseñan, unen, separan... todo... nada... (tú ganas, contradicción en estado puro ;) )

O a través de las imágenes que no todos vemos...

Gracias guapísima, te abrazo.

ANABEL:
Te confieso que la foto (cuadro) es lo que más me gusta de esta entrada... ji.
Gracias, Anabel, por quedarte atónita, y sobre todo por decírmelo.
Un beso enorme.

Marcelo dijo...

La palabra te escucha en silencio, porque está enamorada de ti.
Un beso

gloria dijo...

MARCELO:
Ay... Marcelo...

Muchas gracias, pero debo disentir, soy yo quien está enamorada de ella

Un beso (gracias!)

Fero dijo...

Te entendí perfectamente :)

Pero, meditando en lo que había escrito en la barra lateral, pude ver que tu sugerencia es la mejor.

Cambiado.

Rayuela dijo...

La palabra y su poder.
Arma poderosa, tierna o terrible.
Palabra que sana o destruye.
Cuál será la palabra que tu ruego anhela? Será una bella palabra, vos no sabés de otras!

Mil besos!

alfaro dijo...

Palabra, luz de mañana,
me gusta la ambivalencia de este "mañana", que puede referirse tanto a la mañana como al mañana futuro..
y le va muy bien a lo que es la palabra, una metáfora muy bien hecha.
Y muchas gracias por mostrarme ahí a la izquierda.
Un abrazo.

Lena dijo...

Palabra que resguarda, resiste, embiste, soporta, acarrea, ilumina, nombra, verbea.

Palabra que nos dice y nos hace.

Sin ella, nada.

Asidero absoluto.

Red salvadora.

Espejo.

Fantástico poema, Estufita.

Insisto...vas a tener que decirme qué comes últimamente!

Muchos besitos!

gloria dijo...

FERO:
Está bien... como prefieras... pero el poema no lo toques... es perfecto, de verdad.

Un abrazo (y me alegra mucho que me entendieras).

RAYUELA:
Has llegado aquí a mi rincón hace muy poquito tiempo, Rayuela, viniste de la mano de la preciosa Luna, y arrasaste con mi corazón desde el principio, porque cada palabra que me dedicas es una delicia y un maravilloso impulso.
Gracias...
Te beso.

ALFARO:
Gracias, Alfaro... también a mí me lo parece, que la palabra es esa luz que entra por las mañanas, que es esa luz que anuncia un futuro...
Y, aunque suene repetitivo, gracias a ti, por estar aquí dentro o a la izquierda o en tu ciudad... por ser, ni más ni menos.
Un abrazo fuerte.

LENA:
Me gusta la palabra que verbea, Lena, me gusta la palabra que tú nombras, ésa que nos acerca a mundos antes inexorables y nos hace volar de su mano, me gustan tus orillas, todas, aunque aún me queda por recorrer alguna... (mil son tantas, y todas tienen tanto que explorar...)
Gracias, de corazón.
En cuanto a mi dieta... mucha palabra, Lena, las bebo y las mastico todas, y a veces, sólo a veces, me permiten sacarlas afuera.
Un beso enorme, pero enorme.