lunes, 4 de mayo de 2009

Domingo

"No quiero que pienses" yo
digo que no pienso en ello.

(Cómo podría olvidarlo

sin haberme muerto.)

(de Desaliento, José Hierro)


No ocurre nada y, sin embargo, un todo ensucia las paredes interiores del espacio que habito. Debería no pensar en ello, pero los cristales se han eclipsado y no me permiten mirar más allá de la luz que alguien olvidó apagar al marchar. El nombre se ha difuminado, es silencio murmurando, encerrado conmigo en este todo de nada en absoluto. Si yo fuera absoluta, sería más sencillo romper las ventanas, o si al menos hubiera absolución, podría salir por la mismísima puerta. Ah, no, pero eso no puede ser. Tengo que convivir con este calor sin una sola gota de lluvia que lo mitigue un poco, sin un solo murmullo de su nombre que alivie los incendios de silencio, que es el único que se atreve a hablar aquí dentro. Debería no pensar en ello, pero no puedo dejar que las llamas se propaguen arrasando palabras, son muy pocas las que sobreviven, qué pena que nadie se atreva a pronunciarlas.


Resisto el cruento embiste

de la hora inacabable

a duras penas.

No vendrá mi nombre malogrado

a mitigar la supurante espera.

Ni vendrá la ansiada indeferencia

a limpiar los restos de la hoguera.

En el instante preciso me libero de mí

a duras penas.

Quiera tu nombre perdonar el recuerdo

que mis huesos guardan de ti

a duras penas.

21 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Ésto es desolación en estado puro.
Que desaparezca.

Besos.

(* dijo...

Pero hoy ya es lunes y viene con sigilo envuelto en viento favorable. Abre la ventana. ¿No puedes? Te ayudo. Deja que entre y que revuelva cada letra de ese nombre que es silencio murmurando. Deberías pensar en lo airosas que se vuelven las palabras después de haber callado tanto. Hay incendios mudos que queman todas las estrellas. Pero el cielo regenera, y allí donde hubo oscuridad impenetrable, despunta ahora un lucero. Únelos, únelos todos hasta escribir su nombre. Susúrralo ahora, grítalo si quieres, y nunca cierres la ventana porque hay paisajes que siempre vienen con sorpresa.

(Se me ha ido, Gloria, totalmente)

Un dulce beso.

ANABEL dijo...

Un día dejo paso al otro, la desolación también deja abierta la posibilidad de que nuevos estados de ánimo, entren en nuestras vidas.
Besos requetegordos

SOL dijo...

Hoy siento en ti ese estado de animo que no quisiera.. pero las palabras que usas para expresarlo me conmueven GLO!!!
Me he perdido varios post por lo que veo.. pero leí tambien el anterior!!!
Dios esta iluminando mas que nunca tu sensibilidad amiga y lo estas transmitiendo para todos de una manera increible!!!
Perdón por mi ausencia en estos dias... es que fue un fin de semana largo en Argentina y trate de hacer lo que me gusta.. estar un poco en contacto con la naturaleza y los deportes... !!!
Ya estoy de nuevo...!!!
Te lleno de luz cielo!!!
Nos estamos leyendo!!!
Que bueno cielo

Fero dijo...

Tus palabras son preciosas. Aún cuando no ocurre nada, tienes algo que decir. Y lo dices como siempre: tan elegante y fluido.

He visto tantos nuevos escritos por acá, que me siento desaparecido. Pero no importa. A menos que desaparecer importe algo, entonces que importe. Al final me quedo con las palabras que me han dado, hasta que la guillotina del tiempo deje de acariciarme el cuello.
De esta manera te adelanto algo de lo que posiblemente publicaré pronto. Posiblemente.
Extraño a Fero. Pero ya olvidaré quien era.

Un abrazo mi estimada. Siempre tan precisa, por eso me encanta como escribes, a pesar de tus laberintos, que también me encantan.

alfaro dijo...

A veces viene bien un poco de absolutismo, cuando necesitamos de cir: ya basta.
Un abrazo.

ZenyZero dijo...

Y si sólo el vaho te guarda su ausencia, atrapado en el cristal del olvido, y en su opacidad permanente se adivinara su nombre, al menos, para recordarte que su aliento encontró un cuerpo encerrado.

Quizá ni eso, quizá sólo el calor nos pueda y con él, en él derretir los deseos, con un último beso dibujado en el cristal maldito de nuestra mudez.


Mil besos.
Chuff!!

Roberto Esmoris Lara dijo...

La soledad, puntual como la madrugada, siempre nos viene a borrar la palabra.
Te abrazo fuerte, amiga.
REL

roxana dijo...

hOLA uN GUSTO ESTAR AC. lIBERARSE DE UNA MISMA!!! LA UNICA MANERA DE ESTAR BIE CON UNA ES IR CONOCIENDOSE Y ACEPTANDOSE MAS!!!!!!!!!1 SEGUIRE VISITANDOTE. UN BESO Y UENA SEMANA! ROXANA

Capitana dijo...

Ay, mi querida Gloria, estresadísima, ahora los empiezo, tengo dos trabajos que presentar (uno lo he hecho hoy) y casi más exámenes que el cuatrimestre pasado y eso que en el anterior me cogí cuatro optativas para estar más libre este.

Me pasé hace dos días por los blogs y en la mitad no me dejó comentar, decía que se me mandaba el comentario y luego no aparecía, así que lo dejé, voy a ver si ahora puedo.

Mi Gloria, me temo que las cenizas tenemos que recogerlas nosotros, ¿sabes que son buenas para que las nuevas flores crezcan? además les dejan más terreno.

Marco Escobedo dijo...

Hermoso poema, muy inspirado sobre el amor.Hablar sobre el amor serìa tan amplio como el universo que existe, de cada accion o suceso se puede sacar alguna historia, nuestra historia o de alguna persona en especial, besos :)

elshowdefusa dijo...

Madre mía. Un todo de nada en absoluto. Un todo de nada en absoluto. Es imposible no salir herido de esa frase. Y después tropezarse con Ni vendrá la ansiada indeferencia a limpiar los restos de la hoguera. Gloria, haz más de todo esto que estás haciendo. Deberías recoger tus poemas y hacer algo con ellos. De verdad.

Un abrazo, preciosa.

Rayuela dijo...

Vendrá la lluvia, algún día.


Y hay quien se atreve a pronunciar las palabras...se llama Gloria.



Mil besos!

Ojo dijo...

Es algo así, como palabras angustiadas que desean salir.

uno dijo...

Ausencia en todo veo:
tus ojos la reflejan.

Ausencia en todo escucho
tu voz a tiempo suena.

Ausencia en todo aspiro
tu aliento huele a hierba.

Ausencia en todo toco:
tu cuerpo se despuebla.

Ausencia en todo siento
Ausencia. Ausencia. Ausencia.

M. Hernandez

Mi pequeña poeta, que no te pueda la ausencia.

dudo dijo...

...porque estás notando tú también éste pitido en los oidos, ¿verdad? que es un pitido interno, de vacío. Absoluto, no, sin absolución, como dices tú.
Qué absurdo, a mí a veces me gusta recrearme, en ese sentimiento, en esa parálisis nerviosa, en ese no sentir lo que estoy sintiendo. Recrearse y escribir para que salgan palabras con aristas, como las tuyas, Gloria.
Qué maravilla.
(yo es que cada vez tengo más ganas de abrazarte. Físicamente.).

gloria dijo...

TORO SALVAJE:
No sé si desaparecerá de todo... pero la mitigáis, y mucho.

Gracias, Toro, un abrazo.

(*:
No se te ha ido... es un comentario precioso, Lunita. Ayer lo leí tres veces (el número mágico para los encantamientos) y hoy otras tres, antes de comenzar a contestar, en un susurro, uniendo los luceros, creando una red de enegía que nos una a ti y a mí, mi dulce Lunita. Y el nuevo paisaje es maravilloso.

Muchísimas gracias, ojalá "se te vaya" siempre de forma tan hermosa.

Te beso.

ANABEL:
Creo que la tristeza, la melancolía, el dolor, y hasta la desolación son necesarios para recibir a la euforia y la alegría... Gracias, mi querida Anabel.
Besos enormes para ti.

SOL:
Ay, Solcita, cómo cura tu luz y tus palabras siempre llenas de ternura. Tú me conmueves a cada entrada, a cada comentario, y me alegra tanto que yo pueda hacer algo parecido por ti...
Gracias, linda.
Un beso enorme para tu martes.

gloria dijo...

FERO:
No has desaparecido, aquí estás, con tu comprensión y tu apoyo intactos, con tu intensidad en la lectura renacida, y no sabes cuánto agradezco que me leas así, no te lo imaginas, de verdad.
Debes cuidar a Fero porque es parte de ti, no mutiles nada de lo que te pertenezca (te lo digo por experiencia...), es tan simple como aprovechar lo positivo que te da.
Estaré esperando ansiosa esa publicación.
Un abrazo.

ALFARO:
Gritar basta y romper los cristales, Alfaro, cómo limpia a veces ponerse un poco absoluta... Gracias... siempre.
Un abrazo enorme.

ZENYZERO:
El calor, pese a incendiarnos, nos salva de la insensibilidad, el dolor, pese a arañarnos, nos recuerda que estamos en esta vida, y en el cristal, en su oscuridad, podemos intuir un pequeño hueco por el que mirar afuera.

Zen...

Mil besos.
Chuff!!

ROBERTO ESMORIS LARA:
Y en el crepúsculo se asoma la luna a reescribir nuestros verbos...
Mi querido REL, gracias, no puedo decir más ante toda la admiración y el cariño que siento.
Besos agradecidos,
Gloria.

gloria dijo...

ROXANA:
Te puedo asegurar que el placer es mío, y que por supuesto eres bienvenida...
Qué sencillo parece y qué difícil resulta, ¿verdad?
Como dijo en un poema Idea Vilariño:

"Todo es muy simple mucho
más simple y sin embargo
aún así hay momentos
en que es demasiado para mí"

Muchas gracias.

Besos!

CAPITANA:
Mi reina, tranquila, que todo pasa, sé que parece una bobada y que molesta muchísimo oír lo que te voy a decir y más en esta época, pero te aseguro que lo echarás de menos... no sólo lo bueno... también estos días de trabajos, exámenes y plazos... ya verás como todo va bien.

Recojo las cenizas para alimentar la tierra, dispuesta a florecer de nuevo.

Muchas gracias, mi reina, y todo el ánimo desde aquí.

MARCO ESCOBEDO:
Ya habrás oído que hay tantos relatos/poemas como lectores, y eso es lo realmente maravilloso... me encanta que cada cual lleve a su vida los versos porque no le pertenecen más que al que le sirven.

Muchas gracias, y un saludo de agradecimiento.

FUSA:
Ay, F., cuando haces eso que acabas de hacer, cuando subrayas cosas de mis entradas, me quedo mirando, lo leo y pienso ¿el qué? ¿quién? ¿mío? no... no es mío... Pero tú me insistes y me dices "sigue..." y yo sigo por mí, por ti, porque lo necesito... y me encanta que lo disfrutes tanto como yo, preciosa. Gracias por ese sentido para la palabra que quien fuera te dio...
Un abrazo tremendo, preciosa.

gloria dijo...

RAYUELA:
Ay... qué belleza... lo haces siempre...

esas palabras que van y vienen serán pronunciadas...

Gracias! Eres un amor.

Un fuerte abrazo.

OJO:
Es tan sencillo y tan difícil como eso...
Muchas gracias.
Besos.

UNO:
Gracias!! No me podrá... aún menos con regalos como este...

De verdad, muchísimas gracias, no sé ni qué decir.

Un abrazo.

DUDO:
No es absurdo, o perdona, no creo que sea absurdo ni contradictorio recrearse en sentimientos de angustía, tal vez un poco peligrosos por lo absorbentes que puedan llegar a ser... pero la palabra los libera, al menos a mí me funciona... y si encima resulta que tú vienes y me dices todas estas maravillas, pues claro, a una le entran ganas de recorrerse la península en busca de tu abrazo.
(porque es un sentimiento mutuo... pero mucho)

Néstor Luis González dijo...

Me resulta paradoja que el destino de las soledades sea precísamente la palabra.