lunes, 9 de marzo de 2009

Oasis en sueños


Últimamente sueño mucho (dormida, quiero decir, ya sabéis todos que despierta sueño incansablemente a todas horas). Esta noche además me parece que ha tenido que ver con el estado febril que me amenaza a las puertas de la primavera, hice mal en cantar victoria porque este invierno no había sufrido las inclemencias de la gripe... Pero hablaba yo de los sueños. Y el último aún me inquieta:

Yo era una palmera en medio del desierto y mis raíces estaban aferradas a la única fuente de agua en kilómetros, un precioso oasis oculto celosamente por inmensas dunas de arena cobriza y ardiente. A lo lejos, mis ramas divisaron una diminuta sombra que se tambaleaba casi a rastras en medio del insoportable calor. Era un hombre. Un hombre sin aliento ni dirección. Recuerdo cómo, en aquel momento, sentí la impotencia de no poder soltar mis raíces, mi desesperación implorando una ráfaga de viento que permitiese, al menos, algo de movimiento a mis hojas para llamar su atención. Estaba tan cerca... mi fuente de vida, que podía ser la suya, tan próxima... Maldije al desierto por sus recelos, empeñado en ocultar sus bienes a aquel ser débil y moribundo. Pasaban las horas, y yo estaba extasiada intentado mover alguna parte de mi ser, mientras veía cómo esa sombra se abandonaba a su suerte desplomándose ahora sobre la arena. No me rendía, sentía que él aún estaba vivo y que debía llevarle a mi oasis. Entonces, los vientos de oriente debieron apiadarse de mí. Comenzaron a azotar con la fuerza suficiente para balancearme, las dunas que protegían el pequeño lago y a mis compañeras se fueron apartando lentamente, y él... él no conseguía moverse... no había muerto aún pero no..."

En este momento despierto... justo en este momento y mi indignación por quedarme sin final me hace recordar un soneto de Jorge Luis Borges que habla precisamente de los sueños:

EL SUEÑO

Si el sueño fuera (como dicen) una
tregua, un puro reposo de la mente,
¿por qué, si te despiertan bruscamente,
sientes que te han robado una fortuna?

¿Por qué es tan triste madrugar? La hora
nos despoja de un don inconcebible,
tan íntimo que sólo es traducible
en un sopor que la vigilia dora

de sueños, que bien pueden ser reflejos
truncos de los tesoros de la sombra,
de un orbe intemporal que no se nombra

y que el día deforma en sus espejos.
¿Quién serás esta noche en el oscuro
sueño, del otro lado de su muro?

20 comentarios:

Elisa dijo...

Jo, que detallismo en tu sueño...yo hace tiempo que no recuerdo tantos detalles, ni encuentro coherencia en mis sueños. Va por rachas...pero ha sido todo un placer introducirme en los tuyos...viajar hasta ese oasis y abstraerme un poquin de la oficina y la rutina laboral.
Mil besos Glo!

una vida lo que un sol dijo...

qué bonito sueño, Gloria
además, tu forma de transcribirlo hace disfrutar más.
El poema de Borges, una delicia.
y sí, que rabia da no saber cómo acaba la película...

un beso.

el cuaderno de poemas de ruben dijo...

Yo creo que la trama del sueño se paraliza cuando se vislumbra que el final no va a ser muy agradable.
Nos despertamos de un sueño que hemos parado adrede mucho antes.

Marcelo dijo...

Me ha gustado mucho. Primero porque pone la perspectiva desde la palmera del oasis, no desde el hombre. Segundo, porque a un oasis uno lo imagina así, dulce, que te sirva para curarte las heridas, no sólo de la sed, también las del alma...
Gloria, incluso soñando eres una excelente creadora. Y qué decirte del poema de Borges, más que es bellísimo!
Un abrazo

Fusa dijo...

Qué sueño tan bonito y tan significativo, Gloria. No he dejado de imaginar cómo sería si en vez de una palmera fueras tú y en vez de fuera y en vez de... Es inevitable que le busquemos sentido a algunos sueños, ¿verdad?
Yo esta noche los he tenido horribles, pero me encanta soñar y recordarlos, que me pasa casi siempre. Debería apuntarlos más porque los cuentos que escribe mi subconsciente no tienen desperdicio.

Un beso, preciosa.

gloria dijo...

ELISA:
Pues tengo la sensación de haberme dejado muchísimos detalles, Eli, sobre todo porque he tardado bastante en escribirlo desde que me desperté. Si no hubiese ido a la carrera como siempre y hubiese podido anotar algo recién levanta seguro que estaría todo...
Seguro que sí que sueñas, o eso dicen, que siempre lo hacemos pero no lo recordamos.
No sabes lo que me alegra pensar que he podido hacerte soñar un ratito.
Mil besos para ti, guapísima Eli.

UNA VIDA LO QUE UN SOL:
Era hermoso, aunque angustiante... qué bien que lo disfrutases.
Borges siempre es una delicia (para mí, claro)
Yo confío en que el sueño se repita para poder terminarlo... pero nunca se sabe.
Un beso enorme.

RUBÉN:
No lo sé, Rubén, quizás tengas razón, aunque yo prefiero pensar que al final el sueño no terminaría mal... Pero tal vez sea que, como tú dices, me despertase a drede.
Besos.

MARCELO:
Me alegro, Marcelo! Me ocurre a menudo, lo de ponerme consciente o inconscientemente en perspectivas diferentes, o cuanto menos, poco comunes, y es un ejercicio que espero no abandonar, porque me ayuda a comprender a los demás...
Estoy de acuerdo con lo segundo, o, mejor dicho, quiero pensar que es como tú dices, que los oasis salvan, y que esta palmera, al final, conseguía la salvación del hombre.
Y Borges... qué decir de Borges.
Muchas gracias, Mardelo (y perdona la perorata que te acabo de soltar, no me dí ni cuenta).
Un abrazo.

FUSA:
Te mentiría si te dijera que yo no he hecho lo que tú has hecho, mi querida Fusa. Bueno, es que yo era la palmera, claro, yo tenía raíces, y tronco, y palma, y piñas.. y savia recomiéndome por dentro por no poder... por no saber... por no... Sí, F. todo eso.
Ya sabes que necesitas otro cuadernito, este para los sueños (que casi mejor si no son horribles), porque tú soñando... y sobre todo, tú contando tus sueños... No deberías privarnos de eso, ¿no crees?
Un abrazo enorme, mi preciosa F.
(perdona por haber abusado de los puntos suspensivos, con fiebre me da por escribir a destiempo)

SOL dijo...

Querida amiga... los sueños sueños son... pero es verdad... siempre te despiertan en lo mejor, o cuando estas a punto de descifrar lo esperado o inesperado.
Por eso.. en estos dias estoy haciendo una colecta para comprar un nuevo despertador... "es que se rompio" uy... que raro no???
Ahora en serio... el sueño precioso y las letras posteriores magistrales amiga!!!
Besos llenos de luz!!!
Tu amiga de siempre!!!
Sin despertador!!!

Fero dijo...

¿A cuántos no nos atrapan las raíces de nuestro pasado, y nos inmovilizan impidiéndonos ser nosotros mismos y alcanzar lo mas preciado?

Arcángel Mirón dijo...

Tengo la teoría (improbable, pero qué me importa) de que el mundo del sueño es un mundo paralelo, colateral. Vivimos allí también.
Fuiste palmera, Gloria.

Lena dijo...

Impresionante tu sueño.

Divinamente refragmentado.

Y rematado con Borges.

Una delicia de post, Estufita!

Te abrazo!

Andaya dijo...

El alter femenino, protector y generoso.Ni te planteas quién es él, si merece el agua que le ofreces; sueltas tus raices sin pensar en que puedes acabar detrás de la siguiente duna.
Dice mucho, mucho de ti este sueño, y todo bueno.
Bss

Roberto dijo...

Hace un par de días estuve leyendo ese Soneto de Borges..hermosa casualidad Gloria!

Hace unos años leí un libro para recordar lo que soñabas, con ejercicios y demás...tuve unos sueños tan reales con olores y sabores, que me acojoné...toda una experiencia!

Los sueños son un mundo apasionante...Me encantó la forma de contar el tuyo!

te beso

Capitana dijo...

Todo lo bueno tiene su parte mala: bondad/maldad, sueño/pesadilla...

Creo que el sueño es el único lugar en el que podemos ser libre completamente, ahí nos liberamos y mostramos nuestros miedos y nuestros amores, haciendo que se deformen según su voluntad, para bien o para mal.

Incluso en sueños sacas a relucir tu bondad innata.

Verbo... dijo...

Tienes sueños bonitos Gloria, gentiles, tienes buen corazón e imaginación.

Borges, un Grande ♥

Abrazos.

Emiliakus dijo...

Me encanta el soneto de final Gloria.

A veces queremos ayudar, lo deseamos con todas nuestras ganas, hasta tal punto que en puesto de ayudar, fastidiamos al ayudado o a nosotros mismos.

Yo soñé con ser héroe y vivo siendo yo mismo.

Un saludo

ANABEL dijo...

Lo de tu sueño es genial, demuestras una gran humanidad (para ser una palmera, se entiende). El mundo de los sueños,nos ofrece otra vida, distinta cada noche, y nos trae de vuelta cada mañana. Los sueños y su mundo ¿qué es real, que no lo es?
Besos

gloria dijo...

SOL:
No me hables de despertadores... jajajaja. Mi pobre compañera, que se viene conmigo al trabajo, siempre tiene que esperarme un mínimo de 5 minutos, que no es mucho, pero es que a veces me quedo tan dormida que es ella quien me despierta a la hora que habíamos quedado!! Soy un desastre para despertarme, supongo que porque soy incapaz de irme a dormir temprano.
Gracias, Sol!! eso sí, me horrorizan los despertadores, me parece el invento más cruel de la historia.
Un abrazo enorme, linda.

FERO:
Uf, Fero, a muchos... Ya te decía en tu blog ayer que quizás no queramos desprendernos de ciertos recuerdos... aunque duelan. Es impresionante cómo has visto este sueño y te lo agradezco.
Un beso.

ARCÁNGEL MIRÓN:
Pues me gusta tu teoría, Gilda (a mí también me da un poco igual cuánto de cierto tenga). Sí, fui palmera, y ahora lo sé.
Gracias.
Besos, loba.

LENA:
Gracias, Lena...

Es sólo un sueño

y una palmera

y un hombre

y un desierto

Borges... Borges sí lo merece.

Un abrazo enorme, Lena.

ANDAYA:
¿Tú crees que dice tanto, Andaya? Si la pregunta es si sacrificaría mi fuente de vida... Sí, sin lugar a dudas.
Gracias por verme así, Andaya, es impresionante.
Te abrazo.

gloria dijo...

ROBERTO:
No creo en las casualidades, Roberto, lo leímos ambos por algo... y si además me dices que has investigado un poco sobre los sueños... ¿Tiene razón Gilda y resulta que fui palmera?

A ti te gustó mi forma de contar mi sueño, y a mí tu forma de describir sus insomnios... ¿casualidad?

Muchas gracias, poeta, siempre es un placer.

Te sigo leyendo...

CAPITANA:
Yo he tenido temporadas en las que no soñaba (o no lo recordaba) y me sentía vacía, pensaba, ¿por qué no? aunque sea una pesadilla, fíjate, con lo bien que sienta despertarse de una... Para mí los sueños son muy importantes, y no es que yo me los crea al pie de la letra, pero siempre me han dicho mucho más de lo que parece...
Muchos besos, mi reina, y enhorabuena por tus premios!!

VERBO:
Gracias, Verbo.
Gracias por pensar así.
Gracias por tus palabras.
Borges es enorme.
Un abrazo.

EMILIAKUS:
Sabía que te gustaría, Emi, porque, como yo, disfrutas con las rimas.

Todos tenemos sueños imposibles, pero vivir siendo tú es muchísimo, y no me cansaré de decírtelo.

Un beso.

ANABEL:
Gracias de la palmera-humana, Anabel.
Si yo tuviera que descifrar este sueño, cosa que no haré, diría que es bastante más real de lo que parece... pero no lo haré, como he dicho, :)
Un abrazo enorme, paisana.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Tu sueño es todo un cuento, que además dice mucho de tí...(eres una persona que te das mucho a los demás), ¿a qué sí?

gloria dijo...

MALVADA BRUJA DEL NORTE:
Esa pregunta, querida Brujita, sólo la pueden responder los que me conocen y supongo que habría de todo... (aunque te confieso que me lo dicen bastante a menudo, y para mal, normalmente, pero sé que tú lo dices en el sentido positivo y te lo agradezco mucho).
Un abracino.