martes, 31 de marzo de 2009

El Zurdo


Algo no cuadra... Llevo tres días siguiéndole los talones al Zurdo y algo de todo esto no encaja. Lo más sospechoso es lo insultantemente fácil que fue dar con él. Parece de todo menos un hombre en peligro, y, aún menos, perseguido por el Signore Agostino, que además es al único al que ese insensato podría llegar a temer. Ni siquiera se toma la molestia de comprobar si le siguen, ya me habría descubierto de ser así. Tentativas me dan de plantarme delante y ajustar cuentas de una vez por todas con el desgraciado. Pero un encargo, es un encargo, y Leonor... ¿qué habrá visto en él esa fantástica mujer?

- Vamos, socio. ¿No te echarás atrás en el último momento?
- Zurdo, tiene mala pinta. ¿Estás seguro que esto está vacío? Dudo que tengan sin vigilancia un almacen de contrabando, alguien tiene que haber ahí dentro... y somos sólo dos.

- ¿Acaso te he fallado alguna vez? Si no te conociera diría que te estás acobardando, no es tu estilo. De ésta nos retiramos, amigo. Mi fuente es fiable, hazme caso.

- Está bien, vamos allá.

El Zurdo, pistola en mano, dio una patada al portón del almacén, haciéndose a un lado para darme paso. Por supuesto, iba yo delante, aunque, en principio, todo parecía en orden. Los faros de la calle dejaban ver decenas de cajas apiladas en el interior de lo que se suponía material de contrabando, y ni rastro de los hombres del Italiano. Lo único que teníamos que hacer era sacar alguna foto con el contenido de las cajas y dar el material y las señas a la policía, por una cuantiosa recompensa, claro. Pan comido.

Salvado el peligro, guardé mi pistola y me dirigí al montón de cajas de la derecha.
- ¡La cámara de fotos, Zurdo! Acabemos con esto cuanto antes.

- Siempre fuiste un ingenuo, socio.

Entendí inmediatamente a lo que se refería ese despreciable cuando, sin poder impedírselo, vi cómo salía del almacen a toda prisa, quedándome allí encerrado.

No pasaron ni diez segundos y me vi rodedo. Cinco matones, con metralletas impecables, me sonreían maliciosamente. El Zurdo me había vendido. Aún tengo cicatrices de la tremenda paliza, el muy hijo de ...


Ahí está Leonor. Está aún más impresionante con esta luz... y vendrá llena de preguntas que no podré responder. Esta vez, quien pregunta soy yo. Tengo la impresión de tener mucho que ver en esta historia.
- Buenas noches, Leonor. Perdona que me haya adelantado, ¿quieres tomar algo?
- Hola, no te preocupes. No he podido llegar antes. ¿Tienes algo que contarme? ¿Ya sabes dónde está?.
- Espera, tranquila. Dime qué quieres tomar. Después vendrán las preguntas.


22 comentarios:

alfaro dijo...

Gloria,
qué bien creas situaciones, un ambiente de intriga y mafia...,
me gusta mucho,
hay una errata que me ha parado durante unas décimas de segundo"quédanme" supongo que será quedándome...
Tienes un don especial para este tipo de relatos... y quizá ni lo sabías,
pues enhorabuena.
Un abrazo.

gloria dijo...

ALFARO:
Muchas gracias, Alfaro... No sé, sigo con pies de plomo. La verdad es que le tengo muchísimo respeto, no sólo al estilo (que también) sino a continuar una misma historia más de dos entradas.
A ver qué pasa.
No sabes lo que me alegra que te guste.
(errata corregida, gracias!)
Un fuerte abrazo.

Fero dijo...

La película promete. Los escenarios son excelentes, bien pintados, por tu genialidad. Veo que vienen variedad de personajes; me ha gustado mucho, sobre todo la intriga y el suspenso que tiene el detective. No me perderé ni un capítulo.

Felicitaciones. Muy buena forma de relatar.

Verbo... dijo...

Que bien lo has ido narrando, me mantuvistes a la expectativa y con intrigas.

:)

Yo también me pregunto:
¿qué ven algunas mujeres, en singulares hombres?

Debe ser el alma, o el bolsillo.

:)

besos Linda ♥

SOL dijo...

Miercolessssssssssss!!! Es una expresión mia.. no te asustes!!!
Es como decir me dejas siempre con esa intriga... ya quiero conocer el final sera de Diossssssss!!!
Que bien amiga..que bien escribes!!!
Besotes llenos de luz!!!

elshowdefusa dijo...

Estoy de acuerdo con Alfaro, se te da estupendamente meterte en el mundo mafioso y moverte por él con soltura. Vamos, que yo estoy empezando a dudar de si la que escribe es la dulce Gloria que yo conozco, jiji.

¿Cómo estás, preciosa?
Un beso enorrrrrrme.

I. Ballestero dijo...

He leído este último capítulo y no he podido evitar remontarme tiempo atrás para retomar la historia... una historia que, por cierto, espero leer algún día en un libro, porque verdaderamente es una joya de relato... toy deseando devorar lo siguiente.

un beso

rodri dijo...

la dulce Leonor, el Zurdo, el Signore Agostino, sigue la intriga...maravillosamente contada...espero ansioso la siguiente entrega.
MIL BESOS

Bel dijo...

Me sumo a todas las voces, se te da de maravilla, como dice Fusa. Y no olvidemos que la dulce Gloria, hace ya unos días que decidió mostrarnos a la otra, pantera con tacones altos.
Un beso enorme.

gloria dijo...

FERO:
Gracias, Fero! Con un espectador tan selecto como tú, es todo un honor que te esté gustando esta película.
Espero que te siga gustando capítulo tras capítulo.
Un abrazo enorme.

VERBO:
Supongo que antes o después, Leonor nos desvelará que vio en el Zurdo pero sí, puede ser cualquiera de las cosas que dices.
Muchas gracias, linda.
Un gran beso para ti.

SOL:
jejeje Me gusta esa expreción, Sol! Sobre todo si quiere decir que te está gustando! Y ¿sabes? También yo estoy deseando conocer el final!! jajajaja.
Feliz miércoles, mi querida Sol, pero el día de la semana, eh? no la expresión!
Besos.

FUSA:
Ay, preciosa, no me digas eso! ¿De verdad no me reconoces? jiji.
Sigo siendo yo, ya lo sabes, aunque a veces a mí también me cuesta encontrame...
Mucho mejor, mi querida Fusa (eres genial)
Un abrazo gigaaaaaaaaaaaante.

gloria dijo...

I. BALLESTERO:
Uf, en un libro! Gracias! No creo, pero te aseguro que aquí sí que podrás leerla y tantas veces como quieras.
Me alegra mucho que te haya gustado.
(me encanta el verbo devorar en lo que se refiere a lectura, gracias por eso)
Un beso enorme para ti.

RODRI:
Ay, cuánta gente ya! Casi no me había dado cuenta... Gracias por traerlos a todos aquí. Y sobre todo espero que te siga intrigando lo que sigue.
Muchísimas gracias, Rodri.
Millones de besos.

BEL:
Mil gracias, querida Bel. Sólo espero que esta pantera con tacones altos no se dé un tortazo con algún tropezón... o por lo menos, que pueda levantarse!
Te abrazo fuerte.

Emiliakus dijo...

Estoy disfrutando bastante con estas entradas, de verdad. Me encantan las historias de detectives y los tópicos de la época, el zurdo = tramposo, mafia italiana (¿sabías que había gangster que se ponían nombres italianos como pseudónimo para atemorizar más?)...

Espero que dure bastante, Gloria.

Un saludo.

Capitana dijo...

Ya no te puedes fiar de nadie hoy en día, pero al menos sabe controlarse, cualidad que no todo el mundo tiene, ya sabes... el dinero es el dinero y por el momento es el que manda sobre todos.

Me gusta la intriga en la que te deja leer un trozo de relato.

(* dijo...

¡Esto se pone interesante, Gloria! Mientras te leía creía que estaba viendo una de esas películas de los años treinta llena de gangsters y prohibiciones... ¡Y ésta es sólo la tercera entrega! (¡y esta es ya la tercera entrega! ¿Ves como sí puedes?). Todos tus personajes tienen tanto de que hablar... Entre la bruma.

Un dulce beso que te anime a seguir con esta historia, sí, por supuesto, amiga.

TORO SALVAJE dijo...

Ya no te puedes fiar de nadie.
Ni de los zurdos.
Dónde vamos a llegar...

Besos.

ZenyZero dijo...

El Zurdo, vaya canalla. Pues es ambidiestro para ciertas bajezas, y diestro para el engaño.

Un abrazo (Es genial...me encanta)
Chuff!!

Roberto dijo...

Huele a Chandler por tu rincón, a Hammet, huele a detectives con un misterio que no cesa de apuñalarlos...

Sigue por favor...

un beso

brujaroja dijo...

Me alegran los retornos. Aunque sea únicamente en los comentarios, porque leer, he seguido leyendo... Y sabiendo de ti. Pero está bien volver. Y comprobar lo bien que cuentas...
Un abrazo

Elisa dijo...

Hola linda!

Creo que es la primera vez que leo algo en este estilo tuyo, y te felicito. Está pero que muy bien...como he oido que continuará me quedo alerta para leer la segunda parte. Ese zurdo...aysss...no sé por qué pero no me fio mucho de los zurdos, así en general.

millón de besos

gloria dijo...

EMILIAKUS:
No sé cuánto más durará, Emi, pero supongo que pronto lo sabremos.
Me alegra que lo estés disfrutando, porque me está encantando escribirlo. Gracias!
Un beso fuerte.
(la verdad es que la mafia italiana atemoriza, no sé si será culpa de la literatura y el cine, pero funciona)

CAPITANA:
No sé si el detective se está controlando por dinero, por honestidad, por inteligencia o por amor, pero de momento está muy paradito. ¿Continuará así? Lo veremos.
Gracias, mi reina, te mando un abrazo enorme.

(*:
¡La tercera entrega! Ay, madre, Lunita, quién me lo iba a decir a mí hace unos días, que ni siquiera me atrevía a subir la primera... Pero aquí estamos, en una de novela negra, ni más ni menos. Claro, que para mí que Chandler se está revolviendo allá donde esté...
Un beso lleno de agradecimiento para ti, mi Lunita querida (y mil gracias!)

TORO SALVAJE:
¿Dónde vamos a ir a parar? jejeje No sé si de todos los zurdos, pero está claro que de este no, no nos podemos fiar en absoluto.
Un abrazo!

gloria dijo...

ZENYZERO:
Un canalla, tú lo has dicho, y por desgracia siempre habrá tipos como él, diestros en el engaño y el juego sucio.

Un beso enorme, Zen (ay, gracias... me alegra mucho que sea así)

Chuff!!

ROBERTO:
Así es... huele a Chandles y a misterio, pero ni la mitad de bueno que el suyo, por supuesto (tampoco lo pretendo, aunque me gusta pensar que este experimento es un pequeño homenaje para él).

Gracias poeta, sigo...

Un beso.

BRUJAROJA:
Te lo dije ayer y te lo vuelvo a repetir, Bruji, es un auténtico placer verte de vuelta. Está bien volver, sobre todo si eres tú la que vuelve.
Mucho ánimo y un abrazo enorme.

ELISA:
Hola, Eli!

Muchísimas gracias, guapa, pero es ya la tercera entrega!! Ay, la tercera, se lo decía antes a Luna, que casi no me lo creo con lo terrible que soy para continuar historias.

Tienen títulos diferentes y por eso no las has identificado, pero, si te apetece leerlas, corresponden a la etiqueta "Leonor", ahí te saldrán todas.

Espero seguir... y sobre todo, no decepcionarnos.

Un millón de besos para ti, guapísima.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Gloria, bien esto sigue muy bien... a ver a ver por donde le sale ahora Leonor...
Por cierto, lo del Laberinto en Barna está hecho, la próxima vez que vengas te llevo :-))