viernes, 20 de marzo de 2009

Adiós

Efímero, en un suspiro.

Te miro mirar

al pasado vivido,

te oigo oír

el tiempo perdido


Efímero, en un suspiro.


Te vas despacio

luchando en el delirio,

te vas ausente

al inminente precipicio.


Efímero, en un suspiro.


Ya no eres él,

el que reía siempre

ya no, hace días

que no eres, simplemente.


Efímero, en un suspiro.


Y sonrío justo ahora,

porque podré abrazarte

sonrío en este día,

que sé que podré abarcarte.


Efímero, en un suspiro.


Es un adiós temprano,

lo sé, aún... ¿eres?

un adiós de palabras

porque el gesto viene,

irremediablemente,

efímero, en un suspiro.


(No voy a olvidar ninguno de los momentos que me regalaste, querido tío, e iré a abrazarte)

1 comentario:

gloria dijo...

GRACIAS.

A todos los que habéis pasado por aquí y habéis comentado en otra entrada, gracias.

A todos los que me habéis hecho llegar de una forma u otra vuestro apoyo, gracias.

A todos lo que habéis pasado en silencio, y habéis respetado el mío,
gracias.

Sois maravillosos y me habéis acompañado más de lo que os imagináis.

GRACIAS.