martes, 24 de febrero de 2009

Amapola


Te pienso

y veo el rojo terciopelo

que cubre mis pétalos

vacíos de silencio.


Te llamo


y viene a acariciar


el negro surco


de tus palabras encendidas.


Te aprendo


como influjo de vida


que rodea el polen


de mis letras rotas.



Te aguardo


y viene tu corazón

amarillo a alentar

mis sueños guardados.


Para nuestra queridísima Bel.




27 comentarios:

Capitana dijo...

Cada uno de esos maravillosos verbos implica el siguiente: cuando piensas su nombre le estás llamando, aunque sea en el silencio, con palabras mudas que se acompasan con el latir del corazón.

Cuando llamas, aprendes, pues cada palabra es una nuea lección, un nuevo recuerdo que atesorar.

Cuando aprendes, aguardas a mostrar la experiencia ganada para que se sientan orgullosos de lo que ahora sabes.

Emiliakus dijo...

Hoy quiero ser Bel.

(* dijo...

Ay, Gloria, me has hecho llorar... Hoy ya me has emocionado dos veces... ejem, ejem... ¿qué te has propuesto? ¿Qué será lo próximo? Antes, prendida a ese sueño que es la vida y ahora, ahora con esta amapola tan roja, tan negra, tan gris, con ese corazón amarillo de calor, la amapola más hermosa de todos los octubres, nuestra queridísima Bel. Estoy convencida de que le va a encantar este regalo, de que va a emocionarse tanto o más de lo que yo lo estoy ahora, que ya es mucho, que apenas veo la pantalla por culpa de las lágrimas, y de que esos cuatro minutos de odio, su catarsis, van a convertirse en cuatro, o más, minutos de belleza, de la suya, de la tuya. Linda Gloria, qué detalle, qué delicadeza, qué... qué de todo, ay, que no me salen ni las palabras.

Voy a dejarte aquí un poema, para ti y para Bel, a falta de palabras propias:

Al alba,
cuando el aire de la noche
se retira silencioso
al hemisferio de la nostalgia,
el minúsculo cáliz de la flor
se abre a la luz
con un sonido profundo,
vibrante como el gemido de una catedral.
Con el repique de la campana
más ensordecedora.
Lástima que nuestro oído
no sea capaz de oírlo
y que nadie nunca diga
por quién doblan
las campanas de las flores.

(Ana Blandiana)

Creo que las dos sois muy afortunadas. Creo que tenéis el provilegio de poder escuchar el sonido profundo de las flores, y yo estoy tan contenta de que lo compartáis conmigo...

Un dulce y más que nunca emocionado beso.

Noriako Agashashi dijo...

"El silencio, el rojo vivo e intenso de la amapola, muchas veces nos hace reservar sentimientos inexplicables pero agradables que ni nosotros mismo podemos explicar con palabras, por que no existen las suficientes para hacerlo...aunque a veces, es posible"

¡¡¡COMO SIEMPRE, UNA IDOLA!!!

Excelente escrito ^^

alittlepainagain dijo...

Se dice que la amistad es como un tesoro, y vosotros lo habéis "cultivado" maravillosamente. Escondedlo bien para que nadie os quite ese sentimiento. Besos.

Bel dijo...

Hoy, antes de la ducha, me miraba al espejo (porque después no vale; el agua, aparentemente, todo lo arrastra) buscando los estragos dejados por la resaca del alma y prometiéndome salir a la calle dispuesta de nuevo a encontrar esa pequeña brizna de magia que, si se
quiere ver, siempre está ahí, como
acechando. Pero el esfuerzo no ha sido necesario. Muy cerca de los almendros en flor, un rosal había florecido. Parecían,por el tamaño,rosas de pitiminí, pero no estoy segura. He estado
a punto de llamar a la puerta de la casa para preguntar, pero como no me encuentro en mi momento más sociable, he decidido no hacerlo.
Ahora he buscado en la red y acabo
de descubrir que podría tratarse de
una especie creada por un tal Pedro
Dot que se llama, precisamente, "Para ti".
Así que "Para ti", Gloria, ángel, un rosal florecido en febrero. Cada vez estoy más convencida de cuánto acertó Alfaro.
Y gracias, muchas gracias, por la preciosa canción, por ese maravilloso, espléndido, bellísimo poema que no me merezco, seguro, pero que si un ángel como tú ha decidido regalarme, quién soy yo para juzgar las decisiones de los ángeles y,sobre todo, gracias
por existir, increíble Gloria.
Gracias también a ese otro ángel, (*, por traer aquí el hermoso poema de Ana Blandiana y por las lágrimas que me ha contagiado. Este llanto siempre es bueno y, mejor que la ducha, borra todos los sentimientos feos.
(Emiliakus, si me vieras con mis propios ojos en lugar de con los angelicales de la preciosa Gloria, no querrías ser yo, te lo aseguro).
Un abrazo y una gratitud inmensas,
Gloria, aunque nunca podrán alcanzar el tamaño de tu corazón.

[...Alexsandra...] dijo...

que manera más perfecta de crear un hermoso poema!

SIMPLEMENTE BELLISIMO!!


besitos y cuidese

SOL dijo...

Querida Glo.
Leí todos los comentarios y tambien por supuesto el de Bel... quien no estaría así de emocionada con tan bella poesia... sobre todo cuando se necesita!!!
Un corazón dulce transmite cosas dulces, buenas, sinceras!!!
Eres transparente amiga!!!
Besos llenos de luz, aunque luz no te hace falta!!!

Elisa dijo...

Uy Glo, glo...que vas levantando pasiones!! como las amapolas levantan la mia...que recuerdos de infancia correteando por campos enteros de ellas. Son la luz, el rojo, la flor terca...sin duda, mi favorita. Precioso poema, y gran dedicatoria. Hoy tu blog y tus comentaristas han llenado este espacio de ternura y belleza!!!!!

Laura dijo...

Descubriendo aromas y colores, seres y sentires, emociones profundas...

Hay amores grandes, enormes, gigantes que nos hacen florecer.

Maravilloso texto. Gracias!

gloria dijo...

CAPITANA:
Mi reina... cómo lo haces para leerme así. Me dejas siempre casi sin palabras. ¡Y pensar que yo he dicho eso!
También a ti te pienso, te llamo y te aprendo, cada día un poco más, ya lo sabes.
Gracias por compartirte conmigo.
Un abrazo enorme.

EMILIAKUS:
Hoy debes querer ser tú, Emi, siempre tú mismo, por nosotros...
Besos.

LUNA:
¿Yo a ti? Por Dios, Luna... Que estoy en el trabajo y cuando me levante de aquí van a pensar que vengo de un entierro... No imaginas lo que me emocionas, pero siempre. Y hoy, después de lo de ayer, después de decirme que te prendías con mi poema, hoy te leo entre tus lágrimas y las mías.

Gracias por ese poema, por esa maravilla que ya sé que Bel te agradece también.

(madre mía es que no sé si puedo seguir...)

Para ti un poema lleno de esperanza:

"lento pero viene
el futuro se acerca
despacio
pero viene

hoy está más allá
de las nubes que elige
y más allá del trueno
y de la tierra firme

demorándose viene
cual flor desconfiada
que vigila al sol
sin preguntarle nada

iluminando viene
las últimas ventanas

lento pero viene
las últimas ventanas

lento pero viene
el futuro se acerca
despacio
pero viene

ya se va acercando
nunca tiene prisa
viene con proyectos
y bolsas de semillas
con ángeles maltrechos
y fieles golondrinas

despacio pero viene
sin hacer mucho ruido
cuidando sobre todo
los sueños prohibidos

los recuerdos yacentes
y los recién nacidos

lento pero viene
el futuro se acerca
despacio
pero viene

ya casi está llegando
con su mejor noticia
con puños con ojeras
con noches y con días

con una estrella pobre
sin nombre todavía

lento pero viene
el futuro real
el mismo que inventamos
nosotros y el azar

cada vez más nosotros
y menos el azar

lento pero viene
el futuro se acerca
despacio
pero viene

lento pero viene
lento pero viene
lento pero viene"

(Mario Benedetti)

Ese futuro está entre tus manos, Lunita, te lo aseguro.

Un abrazo conmocionado.

gloria dijo...

NORIAKO AGASHASHI:
Tú misma lo dices, no siempre. Esta vez las palabras sólo son un pequeño boceto de todo lo que me gustaría expresar...
Muchas gracias, eres siempre muy generosa.
Besos!!

ALITTLEPAINAGAIN:
Esas cosas no se roban, mujer. O eso creo yo. Lo que te aseguro es que mi admiración por Bel no menguará, y su capacidad de convertir en belleza todo lo que toca, tampoco.
Gracias. Un beso.

gloria dijo...

BEL:
Ay...
¿"Para ti"? Es un nombre precioso para una rosa y el mejor regalo, Bel, un millón de gracias.
Esta mañana me he venido directamente de mi pueblo a trabajar, unos 110 kilómetros disfrutados como no sabría explicar. Comienzan a florecer árboles y matarroles y no he podido evitar pensar en ti. No quise volver a entrar ayer en el blog... pero ya por la noche entré, te leí y me quedé muda. Con un nudo enorme en la garganta y muda. Porque esas lágrimas que te limpiaron ayer, no paran, Bel, no hay forma (ya no sé si queda algo que limpiar, pero ahí siguen, sin parar).
No me merezco tanto, de verdad que no. Este poema es tuyo porque eres tú, este poema es para ti porque así lo sentí. Sé que parece un poco increíble pero me ayudas tanto en esta aventura... Necesitaba hacerlo, esa es la verdad. Y si yo existo y me mantengo aquí, cada día, es por personas como tú, como todos vosotros, que no paráis de impulsarme.
Créeme que lo mereces, Bel, tus caricias de amapola merecían un poema.
Si yo soy un ángel, te debo las alas...

Tu abrazo ha cubierto mi corazón con creces, queridísima Bel. Sólo espero que el que yo te envío se acerque un poco.

gloria dijo...

ALEXSANDRA:
Gracias mi niña, de verdad.
Un beso para ti.

SOL:
El comentario de Bel es especial, no sólo porque me agradezca este poema (no lo merece) sino porque es pura literatura, como toda ella, es belleza hecha palabra.
Gracias por disfrutar de esta entrada, querida Sol, y tu luz siempre es bienvenida (y necesaria)
Un abrazo.

ELISA:
También es mi flor favorita! Cuando conocí a Bel, y sus amapolas en octubre, supe que aquello empezaba muy bien. Siempre me han gustado especialmente, las veo tan libres, tan intensas, tan hermosas...
Eli, tú participas de esa belleza y te lo agradezco de corazón.
Un abrazo preciosa!!

LAURA:
Tú estás florenciendo a cada verso, Laura...
Gracias a ti!! (me ha encantado, de verdad)
Besos

(* dijo...

Gloria, mis lágrimas han vuelto, sí, también hoy, y ojalá supiese cómo explicarte por qué y por qué este poema de Benedetti que hoy me has entragado con todo tu cariño ha significado tanto, tantísimo para mí. Ojalá supiese cómo darte las gracias y cómo contarte todo lo que me has hecho sentir. Ojalá... Y me pregunto por qué me has regalado éste y no otro, por qué, y porqué has acertado tan bien, tan, tan bien, por qué, y que esto no es raro, ya lo sabemos las dos, pero por qué... Linda Gloria, no tengo palabras, sólo preguntas, deseos, y unas ganas de darte un abrazo tan grande...
Este poema va directamente a la barra lateral de mi luna, de nuestra luna, porque quiero leerlo siempre, cada día, y que me llene de tantas ganas de todo, de lágrimas incomprensibles, de sentimientos que no sé explicar, mientras lento, el futuro viene.
Infinitas gracias, Gloria, de corazón. Si supieras... Si pudiera explicarte... Gracias, gracias, gracias, gracias.

Un dulce beso, tan, tan emocionado de nuevo...

alfaro dijo...

No sé por dónde empezar, por la autora, Gloria, la primera, mi enhorabuena por el poema, `pero no puedo dejar atrás a Bel, musa del poema, es una unión poética perfecta...,
que yo sepa las palabras no se miran en el espejo, solo en nuestra mirada que rápidamente las transporta a ...
Bel y Gloria, Gloria y Bel...
besos para las dos, con espejos o sin ellos, sois las dos pura palabra poética.

Inuit dijo...

Qué bonito lo de aprender,eso es lo que vamos haciendo en la vida, aprendiendo del otro cada uno de los rasgos que lo van configurando y, todo y que aprendemos, es casi siempre una sorpresa lo que descubrimos.
Precioso tu poema.
inuits

Fero dijo...

¿Piensas que no notaríamos la analogía entre sensaciones - colores que se desprende casi en cada verso?
excelente poema, pero lo que más cuenta: excelente acción de amistad.

ya vengo, voy a conocer el blog de Bel.

miriadas dijo...

Afortunada Bel, con su corazón amarillo. Hermoso poema.
Besos, guapa.

elshowdefusa dijo...

Si yo supiera escribir poemas tan bonitos como los tuyos, también le escribiría uno a Bel.
Sabes, y creo que ella también, lo importante que es para mí... así que te doy yo también las gracias por estas bellas y coloridas palabras.

Un beso, preciosa.

el cuaderno de poemas de ruben dijo...

Poesía que al leerla parece que te sumerges en un río limpio.

dudo dijo...

estoy llorando idiota (sin coma), porque me hacía falta ese rojo, hoy.
gracias.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Las 14:36, casi apunto de terminar mi pausa de la comida. Entro, veo una flor preciosa: la amapola que junto a la magnolia son mis flores preferidas...
Leo el poema, y como Dudo estoy bebiendo agua e intentado no soltar la lagrimilla.

Es precioso Gloria, realmente muy bello.

gloria dijo...

Contestaré en cuanto pueda, lo prometo!
Mientras tanto muchísimas gracias a todos, para mí esta entrada es muy especial y os agradezco que así la hayáis recibido.
Un abrazo.

gloria dijo...

LUNA:
Mi queridísima y dulce Luna, no sé si sabría explicarte por qué ese poema, justo ése, pero créeme si te digo que sabía que era para ti, que sabía que era justo lo que quería decirte. Y no sé nada, tú lo sabes, que sólo sé lo que presiento, igual que tú, Luna... Pero así somos, así ocurren estas cosas.
Significa mucho para mí que hayas decidido un lugar tan especial para este pequeño regalo... y la foto... eres increíble, Lunita. Gracias.
(siempre estaré encantada de oír/leer todo lo que quieras contar/escribir)
Te abrazo un día más, entre emocionada, agradecida e ilusionada porque ¿sabes? el futuro viene...

ALFARO:
Las palabras no se miran al espejo...
esto es poesía, Alfaro. Muchas gracias, por todo, por estar siempre, por cada pequeño rastro que dejas en mí, por dejar que me mire en ti, gracias.
Un abrazo enorme.

INUIT:
Precisamente es una de las cosas que más tengo que agradecerle al blog, Petita, lo mucho que aprendo de tod@s vosotr@s.
Gracias!
Un beso.

FERO:
Claro que sí... lo notaríais, y me alegro mucho. Gracias, Fero. Excelente es mucho, muchísimo, pero si tú lo crees, mil gracias.
Besos!
(seguro que te ha encantado su blog, es pura belleza)

gloria dijo...

MIRÍADAS:
Gracias, Flora... afortunada yo, créeme
(gracias por el premio!)
Un abrazo.

FUSA:
Puedes, no me cansaré de decírtelo, porque lo pienso realmente, preciosa.
Sé, y ella seguramente, lo que significa Bel para ti, lo sé porque tuve la fortuna de oírtelo decir, lo sé porque por ti llegué a ella (tengo tanto que agradecerte, querida Fusa).
Gracias a ti, ¿ves? soy yo quien debe hacerlo.
Un beso, preciosa.
(me temo que hoy te voy a besar y abrazar tanto que terminarás pidiéndome que te suelte...)

RUBÉN:
Gracias, de veras, me encanta bañarme en un río...
Saludos

DUDO:
Todo el rojo que necesites yo intento pintarlo, Dudo, tú pide por esa boquita, pero no llores, anda...
Un abrazo.

MALVADA BRUJA DEL NORTE:
¿También?
También en un descanso
También es mi flor favorita
También llorando (ya menos, que me seco a este paso)
También sedienta...

Gracias, Brujita, un abrazo enorme para ti.

una vida lo que un sol dijo...

yo veo además de un poema precioso
el influjo de Kandinsky, ¿quizá?

Un beso Gloria. Y gracias por tus poemas post y tus poemas comentarios. :)