lunes, 19 de enero de 2009

La mente en negro

(imagen de John Brauer)

¿Has probado alguna vez eso de ponerte a escribir sin pensar? ¿con la mente "en blanco"? Una amiga dice que esa expresión está mal, que debería decirse "con la mente en negro" porque si cerramos los ojos no vemos blanco, vemos negro. Tiene razón, aunque discutamos muchísimo siempre la tiene, tú lo sabes, que al final siempre le das la razón cuando te cuento algo que hayamos hablado. Cómo molesta. Eso de no tener la razón es un auténtico fastidio, y cuando además no dejan de corroborártelo aún peor, y si no, que te lo digan a ti, que llevas fatal que te contradigan. Sí, no pongas cara de inocente, que sabes que es cierto. ¿Has visto? Quitándote la razón otra vez, perdona. En realidad no quería hablarte de eso. Pero la cuestión es que no recuerdo de que quería hablarte, y tampoco pienso recapitular porque me ha dicho mi psicólogo que no relea, que haga el ejercicio ese de la mente en blanco (no le ha hecho gracia lo de la mente en negro, no sé por qué, es un poco rancio este hombre, pero en fin). Ya no sé qué te venía diciendo, otra vez. Lo único es que no entiendo por qué siempre termino escribiéndote a ti, no puedo evitarlo. Hablamos todos los días, de todo, y hasta hemos mantenido las mismas conversaciones con la misma intensidad y el mismo fervor de la primera vez, y sigo escribiéndote a ti, que te lo cuento todo, a ti precisamente que eres de las pocas personas en este mundo con las que no necesito palabras. Me gusta cómo huele el silencio cuando estoy contigo, como a tierra mojada después de una tormenta, sí, eso es, huele a calma el silencio contigo. Aunque alguna vez también hemos tenido silencios de los de nudo en la garganta, seamos realistas, que perfectas no somos. Si fuéramos perfectas no necesitaría escribirte, creo. Y tampoco tendríamos la necesidad de hablar una y otra vez de lo que podría ser o haber sido o que será o dejará de ser. Me ahogo a veces, y sé que tú también te ahogas con tanta tormenta pasada. ¿Y por qué nunca nos pillará la maldita tormenta encima? Porque ni discutimos tú y yo, que es ya el colmo de las relaciones frustradas. Eso es lo que lo hace todo tan difícil creo, que sea tan fácil. Qué demonios estoy diciendo, no sé que querría conseguir este hombre con esto, que lo único que hago es contradecirme una y otra vez. No tiene ningún sentido. Menos mal que tú no vas a leer nada de esto que si no estarías muerta de la risa. Tu risa. Es que mira que es bonita la jodía, se me alegra el alma, como dicen en mi pueblo, cuando te digo "¡sonríe!" y tú, que eres muy obediente, eso sí, te echas a reír. Aunque sabes, que te lo he dicho mil veces, que lo más peligroso de ti es tu mirada. Se te queda clavada en las retinas y ya, incluso con la mente en negro, no puedes dejar de ver todos los tonos de tus ojos (verde, azul, gris y motitas marrones y negras, cómo para olvidarlo si es una combinación imposible). En fin... Creo que lo voy a dejar porque al final siempre termino hablando de lo mismo, y con la misma persona, que ya es cínico lo mío. Y aún a riesgo de rebosar la papelera con hojas arrugadas repletas de ti, hoy me he propuesto conseguir hacer bien el ejercicio de la mente en negro (y que el tonto de mi psicólogo lo llame como quiera pero la mente, como mucho, se queda en negro).

20 comentarios:

SOL dijo...

Creo mi querida amiga que debemos escribir con el corazón,asi como lo haces ahora y SIEMPRE. Los Psicólogos no siempre entienden todo... ( a pesar de haber estudiado como tratar algunos temas)
Me alegra de que así sea, que expreses lo que sientes, cuando tengas ganas...
Te lleno de luz cielin!!!
Buen lunes!!!

Bel dijo...

¡Qué alegría de nueva imagen! La mente estará en negro, pero el resultado está lleno de luz.
Besos.

Verbo... dijo...

Me ha encantado tu nuevo "look", se vé lindo, original, en algo se me parece a ti.

Y al leerte pensaba, y preguntaba:
¿qué importa quien tenga la razón entre lo negro y lo blanco?
Cada cual ve las cosas como quiere verlas, creo.

Lo importante en ello es sonreir, apelar a la buena chispa, y al amor.

A veces la razón jode,
pero el amor amiga, y una bella sonrisa, siempre puede.

Besos, muchos...

Laura dijo...

Tú eres tu mejor psicóloga, Gloria. Aunque la ayuda profesional es necesaria cuando la situación nos supera, nuestra felicidad depende de nosotros y de nuestras decisiones. De momento, la decisión de cambiar el look al blog me encanta y denota que estás más abierta a contar, a sacar lo malo de ti, a expresarte con más claridad; pero también da una imagen mucho más alegre y eso... me alegra mucho.
Un saludo

Katarsis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
K* dijo...

¡Ouch mierda!
Acabo de escribirte desde una cuenta desconocida (¿de dónde salió?).. espero que te lleguen los comentarios por email y si no es así, intentaré escribir algo parecido a lo anterior...
¡Allá vamos!


¡OOOOOOOOOOOH! Me encanta tu nuevo look bloguero, me encanta, me encanta, me encanta...

Y tu mente me fascina, deberías dejarla en bicolor más a menudo, es tan divertida y contradictoria... como casi todas las mentes, creo, pero ésta tiene algo... algo que dan ganas de abrazar.

Que bonito es tener a una persona que se pasea por tu mente, demasiado oscura o demasiado clara, haciendo que esboces sonrisas...

¡Un besote Gloria!

ZenyZero dijo...

Y es que el negro es el color donde nacen los sueños, esos que tienen color a ti.

Un abrazo
Chuff!!

PD. También me gusta tu nuevo look.-

Marcelo dijo...

Me gusta tu cuaderno! La mayoría de las veces que escribo, empiezo con la mente en blanco (o en negro; incluso podría ser en gris con los ojos entrecerrados; o entreabiertos...!) Contrariamente a algún comentario anterior sobre el psicólogo, yo estoy favor. Porque cuando hablas te escuchan dos personas: él, y vos...
Me preocupa lo de rancio, eso sí!
Sigue escribiendo con la mente de cualquier color, que lo hacés bien!
Podría decirte que...? nada!
Un abrazo

PD: Tengo escrito un cuento supuestamente policial con el sistema que dices. Me encanta, sólo le falta el desenlace. El problema es que no tengo la menor idea de cómo ocurrió el delito! Este estilo tiene sus pequeños percances también...

alfaro dijo...

Y yo qué despistada que nunca me he dado cuenta del color de la mente... a ver si me lo pillo, quiero encontrar un arcoiris..., la mía dbe de ser que llega al vacío más absoluto y ni color...
me ha encantado cómo lo has escrito.
Un beso

cristal00k dijo...

Anduvo la srta. haciendo los debereres y le quedó bonito el moleskine virtual, y con muy buenas letras...
¿Qué haríamos sin los amigos? Supongo que inventarlos ¿no?
En negro o en blanco, intenta vaciar el tarro, que va de puta madre... Doy fe!
Un besazo y que bien que andes de nuevo por aquí.

Emiliakus dijo...

Yo me quedo con la parte dedicada a la mirada.

Hay veces que te atraviesa cual bisturí e inunda tu mente, de manera que no puedes olvidarla por mucho que lo intentes.

Poner la mente en negro es difícil, ya que hay cosas que no dejan de revolotear dentro delo coco.

Saludos, Gloria.

Elisa dijo...

Me encanta tu nuevo blog!! creo que es mucho más tú...supongo, nada de negro. Yo creo que si Gloria cerrase los ojos vería un montón de colorines ¿no? de esos que andan esparcidos por el mundo...¡y tu psicólogo que diga lo que quiera! a mi me sacaste una sonrisa de color rojizo...que ayer no paré de morderme los labios.
Un besazo fuerte reina

gloria dijo...

ACLARACIÓN:
Hola a tod@s.

No tengo mucho tiempo de momento para contestar pero he aprovechado un pequeño hueco que tenía para saludaros y haceros alguna aclaración. Pequeña, sin importancia.

No existe ningún psicólog@ en mi vida, y en realidad no es que me moleste que algunos hayáis interpretado este texto como enteramente real, porque hay muy poca ficción en él, y nunca me han molestado las interpretaciones, ni creo que lleguen a hacerlo. Es sólo que creo que si yo viese a algún psicólog@ no me atrevería a "meterme con él/ella" tan abiertamente, suelo ser muy cobarde para esas cosas, y por otra parte decir que respeto profundamente la profesión que desempeñan.

Desde aquí mis disculpas a quien se haya podido sentir ofendid@ o aludid@ por este texto, y aunque habéis recibido mis disculpas personalmente, he preferido quedarlo aquí aclarado también.

Muchas gracias.

Pronto las respuestas.

Un beso enorme a tod@s

(en realidad esto no iba mucho con vosotr@s, perdonad, pero debía ponerlo aquí también)

ANABEL dijo...

Nuevo y hermoso look gloria, me dejaste patidifusa, pense ¿me equivoqué de casa? ¿es la de Gloria? Salgo, entro, salgo, entro...Sí, es la casa de Gloria.
Escritura automática, sin pensar, salen cosas muy bonitas así, sin forzar nada. Muy bonito, diga quien diga lo que diga.
Smack (un beso)

Roberto dijo...

Gloria!!! Estoy contigo la mente es negra, vive en la oscuirdad, pero para eso estamos nosotros para ponerle un poco de luz a tanto caos...asi son tus palabras, luminosas dentro de la confusión!

Que fácil paraces hacerlo, pero no, no nos engañemos, esa manera de escribir es muy complicada...

que más te voy a decir, que me encanta leerte!!! ah y que a lo de la banda de poetas atracadores habrá que darle forma..jeje
será épico!

un beso

gloria dijo...

SOL:
Me alegra que te guste esta espontaneidad porque eso era precisamente lo que buscaba esta vez, dejar fluir, sin pararme a pensar.
Muchas gracias Sol, tú siempre iluminándolo todo.
Buen martes!!

BEL:
Gracias Bel, como ya le decía a Alfaro ayer, me costó muchísimo decidirme a cambiar la imagen porque incluso a mí me cuesta cuando algún blog se transforma, pero necesitaba esta novedad. Espero no haberos trastocado mucho.
Luz, buscaba una ventana con más luz.
Un abrazo.

VERBO:
Gracias, aunque no sé yo si se me puede definir como alguien original, jeje.
Así es, el color no importa demasiado, supongo que lo trascendente es tener diversidad, y libertad, sobre todo libertad.
Gracias por tus palabras.
Besos.

LAURA:
¿A que sí? (ya habrás visto que en realidad soy mi propia psicóloga, aunque créeme que tanta autosuficiencia no es muy buena, nunca he descartado consultar a algún especialista ;>)
De momento, sigo por mi cuenta, aunque me equivoque demasiado a menudo, para qué esconderlo.
Me alegra que te guste el nuevo aspecto de este cuaderno que espero que siga acompañando a todo el que quiera venir a echar un vistazo.
¡A ver lo que dura la alegría!
Muchos besos.

K*:
Ay, ay, qué lío de usuarios, me tienes loca... jejeje. No me ha llegado el anterior, y no tengo ni la más remota idea de dónde habrá salido el usuario anterior, pero tampoco es importante ¿no?

Gracias, gracias, gracias, no veas lo difícil que fue... Pero ya está, ¡lo hice! :)

No me extraña que te fascine mi mente, porque es de las de estudio, supongo que por eso pensé en un psicólogo según iba escribiendo, porque según se me tropezaban los blancos y negros, pensaba, chica lo tuyo es de psiquiatra, entonces dije, vale pues metamos al menos a un psicólogo en el asunto ¿no? Lo que yo te decía, como una cabra, pero mira si a ti te llama la atención, pues ya vale para algo jeje.

Y si sólo fuera en mi mente, la que se pasea de un lado a otro impunemente... Lo dejo aquí que siempre termino hablando demasiado y me "riñen".

Un beso enorme, y por cierto, me ha encantado tu comentario gracias!!!

ZENYZERO:
Alguien me dijo una vez del color que me imaginaba, y hasta entonces nadie me había puesto color, ahora que tú hables de mí en tonos me hace sonreír, es agradable. ¿De qué color eres tú? A ver... Lo siento Zen, me lo guardo para mí.
Quizás en sueños...

P.D. Muchas gracias, me alegra que te guste, de verdad.

MARCELO:
¿Te gusta? Pues aquí lo dejo abierto para que lo leas cuanto quieras.
Este ejercicio, el que he hecho en esta entrada, también lo hago bastante a menudo, sólo que suelo quedármelo para mí, para partir de alguna idea que se entrelea en medio del caos, y de ahí comienzo a escribir otras cosas. Por eso me pareció divertido contar lo que hacía como si alguien me lo hubiese recomendado, alguien inventado y que me apetecía que fuera rancio, vete a saber por qué... Pero inventado o no, tienes razón, lo más importante de contar las cosas es que las escuchas tú mismo, y no hay ejercicio más duro y eficaz al mismo tiempo ¿verdad?
Seguiré escribiendo, muchas gracias!
¿Te lo digo yo...? no, déjalo!
Un abrazo enorme.

P.D. Jo, ahora tengo una curiosidad enorme por leerlo. Yo con los desenlaces soy muy mala, por lo que no puedo ayudarte, pero sé que al final encontrarás la forma de hacerlo, la manera de que cada cuál haga del delito, el que más le guste o le atemorice o... Ay que se me ocurren muchas cosas Marcelo, ¿cómo me haces esto? Y nisiquiera lo he leído, acábalo cuanto antes. Besos, muchos.

ALFARO:
Pues yo creo que tu mente los tiene todos, es imposible un sincolor en ti, bastante es ya un sinnombre ¿no?
¿De verdad te ha gustado? Pensé mucho si publicarlo... Gracias.
Un abrazo gigante Alfaro.

CRISTAL:
Pues me costó, me costó, ahora que lo dices, así es que sí, haciendo los deberes, con la ayuda de un buen amigo porque si fuera por mí y mi unitilidad informática... jejeje
Aquí es fácil vaciarlo todo, y muy gratificante, por eso no paro de decir GRACIAS.
Y a ti, muchas muchas gracias.

EMILIAKUS:
No me sorprende en absoluto que seas precisamente tú quien se haya fijado en esa mirada imposible que me taladra continuamente. Sé que a ti te ocurre parecido, y si no lo sé, lo intuyo... Tendremos que aprender a convivir con esas miradas ¿no crees?
Un abrazo enorme Emiliakus (y a vaciar la mente)

ELISA:
Me gusta el "supongo" al final del "mucho más tú", pero tienes toda la razón, no lo dudes, es mucho más yo y de ahí el cambio.
Si conseguí arrancarte una sonrisa me doy por satisfecha pero si encima era rojiza no puedo pedir más por hoy, pero que sepas que todo lo que dije, digo y diré es con toda la sinceridad del mundo.
Un mirada de colorines para ti Elisa.

ANABEL:
Jajajaja Lo siento mucho... Sé que es un poco fastidio acostumbrarse a los cambios de los blogs que frecuentamos, pero necesitaba remodelar esto un poco, espero que no haya sido demasiado trastorno.
Cómo me alegra que te parezca bonito, y ell@s que digan.
Mil besos Anabel.

ROBERTO:
Jo gracias Roberto, que en serio que no merezco tanto. Pero me alegra que veas luz, me alegra mucho.
No te has olvidado de la banda por lo que veo, y no esperaba menos, y por supuesto quiero estar!! Jeje
A mí también me encanta leerte gran poeta y te sigo leyendo, sin cesar...
Besos clandestinos.

una vida lo que un sol dijo...

nuevo look de blogggg

está chulísimo...

yo creo que da igual estar con la mente en blanco o en negro...

lo importante, creo, es la disposición a ir soltando lastre, poquito a poquito... la mochila que llevamos a veces va muy cargada...

un beso, Gloria.

Capitana dijo...

Creo que en tu texto falla una cosa, tu mente no es ni blanca ni negra, ¿te imaginas?, todo sería muy sencillo, no, tu mente está llena de colores, de formas, de objetos y de sentimientos, aunque queramos no pensar en nada, lo que escribamos o lo primero que se nos venga a la cabeza seguirá siendo producto de la experiencia.

Me gusta tu mente de colores, eso te hace especial, su combinación, como a la chica del texto sus ojos.

Bonito cambio en el blog, te pega, la verdad, me ha gustado, tienes buen gusto.

gloria dijo...

UNA VIDA LO QUE UN SOL:
Gracias...
Creo que tienes razón, la mochila a veces pesa demasiado, pero hay cosas que nos resistimos a soltar a veces. Menos mal que poco a poco, las cosas al final siempre salen a flote.
Muchos besos guapa.

CAPITANA:
Bueno en realidad me refería a la expresión "poner la mente en blanco", no pensar en nada, ya sabes, para dejar que fluya lo que de verdad importa. Y al final siempre aparece, con mil colores, por supuesto.
Muchas gracias, me apetecía un cambio desde hacía tiempo, no sabes cuánto me alegra que haya tenido tan buena acogida la reforma...
Muchos besos mi reina.

elshowdefusa dijo...

Me encantó esto de la mente en blanco y en negro. He pensado en cuando cerramos los ojos y se ve todo azul y naranja. A mí me pasan de un lado para otro, pero sólo si las miro, formas de colorines. Y las sigo pero, si no lo hago, sé que están ahí, pero sólo existen si las miro. ¿Me sigues?
Que yo pongo la mente en azul, vamos.