viernes, 5 de diciembre de 2008

Gigantesca pequeñez


Una mañana más de invierno, una mañana más de sábanas pegadas, de frío en los huesos, de sonrisa fingida al cruzar la puerta, una mañana más de letargo en mi alma. Ni siquiera sé decirte cuánto tiempo llevo así, yo que siempre he tenido controlado el tiempo pensando que dominaba las horas, que eran mías. Qué equivocada estaba. El tiempo me mece en su juego como el viento mece a las hojas, y ya no opongo resistencia, ya no importa. A cada momento que pasa, a cada golpe de aguja, soy más y más consciente de mi levedad, eso me has enseñado, cuán nimia soy.
Sigo en el trabajo, sigue la mañana, y el invierno no se apiada de nadie, incluida yo. Tan relevante como nada. Tan prescindible como todo. Me abstraería de la escena porque ya no lo soporto, la voz de esa chica amable que explica con una sonrisa cuáles son los pasos a seguir me abruma, no soy yo, porque lo que yo necesito esta mañana es... no lo sé y no importa, vuelvo a la sonrisa falsa, me ayuda a no pensar en ti. Tendré que terminar el día con los huesos hechos añicos de tanto forzar el gesto, con los músculos estáticos de disfrazada normalidad
Sé que no debo estar sufriendo más que cualquier otra persona que haya perdido su centro de gravedad, sé que no debe tener más importancia que la de que pase ese tiempo que tanto me domina. No debe ser grave. Y si algo no ha cambiado es que me siento tan pequeña como cuando tú eras en mi vida, sin embargo ahora soy además de muy pequeña, inservible, inútil en medio de la utilidad.
Ya no puedo ser llave para abrir almas, cambiaste la cerradura. Tampoco puedo ser tornillo que adhiera los recuerdos, tú tiraste los muebles. Y no puedo ser alcayata que exhiba un corazón porque derrumbaste las paredes. ¿Un clip, un clip solitario? ¿para qué si no hay unos malditos folios? Ni para arropar de este frío sirvo porque me partiste a la mitad, porque no puedo ser botón que busque su ojal. Me he convertido en un botón partido a la mitad que no sirve para nada entre la gigantesca pequeñez del mundo.


28 comentarios:

alfaro dijo...

gloria,
en el mundo hay muchísimas cosas hermosas que algunos dicen que no sirven de nada, pienso en Dali, en Kafka...para qué sirve todo eso dicen algunos, si no sabe clavar una alcayata, ni ...ni...ni...
que el viento pase, ya llegará la brisa, luego de las mayores tormenta luce el sol...no lo digo yo, lo dijo antes algún otro y ahora te lo dejo aquí.
Besos.

cristal00k dijo...

Nena, llegas hondo.
Te diría que tampoco la música tiene una utilidad práctica en este universo, pero el mundo no sería el mismo sin ella. Yo, y muchos más, queremos ese medio botón, el papel de aquel caramelo, el pétalo antiguo de ese dia especial, y aquella piedrecita de la orilla para guardarlo celosamente en nuestra caja de los tesoros. Como cuando eramos niños.
Dice la Teoría del Caos en Física Cuántica, que nada es casual Gloria, sinó causal. Y la relatividad, que el ojo del observador influye en la realidad.
Es decir, a veces, las cosas pasan porque tenían que pasar. Y todos somos generadores de realidad, la que creamos con nuestros pensamientos primero, y después con nuestros actos. Parece que te esté dando "la charla" pero de verdad creo en ello.
Un beso preciosa

malacitania dijo...

Una vez me preguntaron por mi media naranja y yo respondí que yo era un melocotón entero, que nada de medias naranjas...pero nada mas lejos de la realidad, yo necesito a mi otro melocotón al lado.
Perdóname que piense así, pero...¿por qué las mujeres seremos tan tontas?

elshowdefusa dijo...

Pues ojalá, mi querida del alma, todos, absolutamente todos, fuéramos de este tamaño tuyo. Si todos nos sintiéramos tan pequeños como tú y, sin embargo, fuéramos tan grandes, ay.
Y siento decirte que estás más que equivocada en este texto. Si es que vamos a tomarlo como autobiográfico, que ésa es otra. Te equivocas porque abres almas. Tú más que nadie tiene esa llave, que se parece a la de los Reyes Magos que abren, en una noche, todas las casas del mundo. Así entraste tú en la mía, en mi alma y mi casa, y lo dejaste todo perdido de papel de envolver, siendo ya tu presencia el obsequio.
Y así podría seguir con todas esas cosas que dices que ya no puedes, pero no quiero. Voy a aprovechar que la has puesto aquí, con este texto tan para ella, para contarte el cuento de la foto:

La noche anterior me había llamado M. y yo había estado jugando con esos botones mientras hablaba con ella. Me preguntaba cosas, quería saber cómo me encontraba, si no se me hacía raro estar allí. Y yo acariciaba los botones y los cambiaba de sitio y los miraba diciendo que sí, que un poco, pero que no importaba, que pronto se acabaría todo.
Se fue S. la mañana del Lunes y me dejó sola en la cama. Un beso de buenos días y cuidado mírame de reojo que voy con la ropa del trabajo. Cuando me levanté y bajé al piso de abajo, vi una casa que nunca había sido. La vi con mis ojos, con los míos sin velos, la vi con la exacta luz que aceptaban, la vi sola y la vi como quería verla. Antes de nada y después de todo. Me fui a la mesa del teléfono, donde estaba esa cajita llena de pequeñeces, y cogí la cámara con la ansiedad propia de quien va a perder ese momento para siempre. Y la verdad es que ya no recuerdo si después de aquel día volví a ir a aquella casa, pero podríamos decir ahora que no y que aquel momento sólo existió para mí.

Es de las pocas cosas que conservo de aquella casa... y ahora te la regalo. Te regalo los botones, lo bien que estuve sola aquella mañana, una conversación de teléfono. Te regalo el momento que hasta el click sólo me había pertenecido a mí.

Un beso, preciosa.

alittlepainagain dijo...

Escribes tan profundo... Al acabar de leer solo he podido suspirar. Te voy a decir que he visto dos partes. En la primera te diré que existe el destino y no la casualidad, cosa que aprendí. Y en la segunda, que por mucho que caigas lucha por ser alguien y levantar. Lucha por ser la llave para abrir almas y combinar con la cerradura. Lucha por ser el tornillo que adhiera los recuerdos. Sé la alcayata. Si quieres puedes. ¿Has oido alguna vez esa frase? Pues úsala. Esto son simples soluciones y puede que no estés de acuerdo con lo que he puesto, pero me ha parecido lo más correcto de poner. Y además, no quiero que estés rota por la mitad, quiero conocerte. Escribes genial. Besos. A.C.

Marcelo dijo...

Se adivina el sufrimiento, y no puedo abstraerme para preguntarte como estás. Perdona. Porque lo que has escrito es tan maravilloso, que me siento ese tornillo, ese botón, la llave o el clip que se sienten inútiles a la vez. Pero debo decirte que se han fugado de cárceles con un clip (debo decírselo también a mi convicto, se me escapó) y que hay tornillos sueltos que terminan sosteniendo catedrales.
No olvides que lo raro, lo única y auténticamente raro que nos sucede, es vivir.
Un beso

Laura dijo...

Bueno, pues creo que una vez que has sido capaz de analizarte y situarte en este punto, posiblemente sea un buen momento para remontar el vuelo y convertirte en un ser pequeño, sí, porque todos lo somos en este mundo gigante. Pero útil, muy útil, servible y feliz.
Un saludo

Emiliakus dijo...

Gloria, pues te diré que eres mucho más útil de lo que te puedes imaginar.

Eres una poetisa para gente que le gusta la poesía, una escritora para los que nos deleitamos con tu prosa, una amiga para alguien que sólo recibe unas letras en internet, una sonrisa para los que necesitan ánimo y un apoyo para los que necesitamos una bastón llamado consejo.

Tenemos la desgracia de vivir en el "yo" y no en el "nosotros" que nos gustaría, todo sea dicho, pero al menos tú, esa que lee, escribe y apoya cuando puede, eres un tornillo en el mueble de mi mundo con círculos, una risa en el mundo que me como a base de poesías y un encanto residente en Badajoz.

Perdona si crees que he sido demasiado rimbombante, pero hasta ayer era el chico que mandaba sonreír, y creo que te mereces un camino de alegrías.

Un saludo.

Arcángel Mirón dijo...

Invierno y tiempo, combinación letal.

Te abrazo.

[...Vanessa...] dijo...

Niña...sé fuerte!
Todos estamos en este mundo por alguna razon...¿No crees?... Quizas eres medio boton... pero un medio boton cambiaria muchas cosas...
No te dejes vencer y buscale un gran significado a la vida... porque creeme...a pesar de que soy muy chiquita...Sé que todos tenemos que hacer algo en este mundo para cambiarlo y que sea mejor,,,aunque hay muchas personas que no cumplen eso y hacen de este mundo peor,,, trata de que tu presencia se nota más de lo que ya se nota... NO TE DEJES VENCER...

^^
besitos miles
cuidate
Y SUERTE

Bel dijo...

Querida Gloria,
Mirarse sólo con los supuestos ojos de otra persona es, además de peligrosísimo, erróneo, aunque todos lo hayamos hecho alguna vez. Me ha recordado esto que escribí hace muchos muchos años:
"Rompería en mil añicos el espejo que me delata tan frágil, tan vulnerable, si ese espejo no fueras tú mismo"
¿Puedes creer que cuando encontré casualmente, hace pocos días, este texto no podía recordar por quién lo había escrito?
Si fueras capaz de mirarte en nuestros ojos te verías como lo que realmente eres, enorme y maravillosa.
Un afectuoso abrazo.

Pedro (Glup) dijo...

Qué casualidad, precisamente necesito medio botón para unirlo a otro medio botón que me encontré en una esquina del alma.
Los pegamos y lo cosemos a la camisa de la esperanza. ¿Qué tal coses?
Nos ponemos esa camisa, una manga cada uno, y nos vamos de fiesta.
Nos reímos hasta que amanezca.
Nos besamos hasta que nos duelan los labios.
Volvemos y dejamos ese botón en el cajón de los sueños cumplidos
Y empezamos de nuevo.
¿si?

Malvada Bruja del Norte dijo...

Uf! Gloria...en este post cito a Machado:

"Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar".

Espero que el personaje se haga ingrávido y como pompa de jabón vuelva a jugar y ser feliz.

(* dijo...

Quisiera poder decirte tantas cosas, linda Gloria, que ya ves, no me sale ninguna. Quisiera poder decirte que las margaritas pequeñas que tenía con agua en un vaso de chupito son ahora más pequeñas, se han mustiado. Pero qué bellas, aun arrugadas. Quisiera poder decirte que tengo un cuaderno imaginario donde guardo con palabras todo lo pequeño, como "mota de luz en el cielo" o "instántaneo susurro del tiempo". Y qué mágico, aunque imaginario. Y quisiera poder decirte que lo pequeño se me convierte siempre en algo grande, y sigue siendo pequeño, cada vez más pequeño por fuera e, invisiblemente, más y más grande por dentro. Tanto que no se abarca con los brazos en círculo.

Dulces y conmocionadísimos besos.

Noriako Agashashi dijo...

"¿Qué estás haciendo ahora?
-Juntando los pedazos de mi máscara para reconstruirla y seguir ocultando lo que siento."
¿Y por qué?
-Porque soy un ser miserable que tiene que ser falso para que esta sociedad, este mundo note mi presencia y me acepte de alguna forma.
¿Y no deberías sólo ser tu?
-Soy una inútil, algo insignificante para todos...para este mundo...no sirvo de nada...ni siquiera puedo ser franca conmigo misma...
¿Por qué lloras?
-No estoy llorando, sólo son las lágrimas de lo que queda de mi...
¿Has pensado que el ser inútil, es ser útil?

-No dio respuesta...sólo un viento frío soplo meciendo su cabello...y su cuerpo...estaba completamente tieso...-

Sabes, uno piensa que puede ser un completo inútil, independiente si alguien te lo ha dicho o no...pero, por ejemplo...los libros para muchos es una perdida de tiempo, algo inútil...pero, Los libros por ejemplo para algunas personas -me incluyo- sirven para aumentad tu fuente de sabiduría, puntos de vista de algo o simplemente la puerta a un mundo diferente, anhelado quizás...

Mirate...miranos..muchos somos escritores, como dice un amigo: "Un lienzo donde plasmar lágrimas en forma de palabras"...y muchos nos encuentran incluso rídiculos al escribir de una forma y estilo, o por el simple hecho que amamos escribir...pero nosotros escribimos porque nos gusta, porque podemos desahogarnos...porque al escribir, hacemos que la gente reflexione, o aquella puede tal vez al leer sentir que no es el único que siente esa agonía, ese amor por alguien, etc...

entonces la cuestión es:

¿somos nosotros los inútiles para los demás? o...¿Somos los inútiles que le dan utilidad al mundo de alguna u otra forma?


Excelente escrito, muy muy bueno.

me ha gustado demaciado...y disculpa este comentario tan extenso...pero, me senti identificada...^^

atte:

N.Agashashi

gloria dijo...

A TODOS:
Hace algún tiempo me ocurrió algo parecido a lo que me está ocurriendo estos últimos días, y me ocurre que no sé cómo contestaros, que sois tan grandes, que os portáis tan maravillosamente y que os quiero tanto, que no sé cómo hacerlo.
Lo sencillo sería daros las gracias en general y dejarlo ahí, pero si estoy segura de algo es que no me gusta lo fácil.
Voy a contestaros, a todos, pero lo haré de poco por lo que os pido paciencia, y no voy a actualizar hasta que estéis todos contestados, por lo que os pido más paciencia aún.
Un abrazo enorme.
Vuelvo pronto.

gloria dijo...

ALFARO:
Hablemos de cosas hermosas, hablemos de versos que calan el alma hasta instalarse para siempre, hablemos de una ciudad que me ha cautivado para siempre... y todo tan útil como hermoso.
Gracias Alfaro, gracias por dejarme aquí la brisa que necesitaba respirar.
Besos.

CRISTAL:
Nunca pensé que me alegraría tanto de ser un medio botón porque he descubierto muchísimo de lo que pensáis, y te juro que mi única intención era la de siempre, la de escribir desde sentimientos más o menos presentes en mí, que están o han estado.
Para nada pienses que me has soltado una charla, nada más lejos Cristal, porque aunque sé más de lo que me gustaría de causalidad y relatividades, se me olvida demasiado a menudo, demasiado, y tú has venido a recordármelo. Tienes un algo que me hace ponerme en pie y seguir adelante, siempre. Mil gracias por tus charlas y ojalá vengan muchas más.
Un beso enorme encanto.

MALACITANIA:
No hay nada de malo en necesitar, igual que no lo hay en la independencia absoluta. Las mujeres no somos tontas, ni los hombres (uf qué tema... si lo lee Cristal sabrá a lo que me refiero). Lo que quiero decirte Elisa, y a ver si no me lío es que no hay nada de tonto en sentirse tonto, ¿me he explicado algo? jeje
Un beso guapa.

gloria dijo...

FUSA:
He estado un rato parada aquí pensando en cómo decírtelo todo mi queridísima Fusa, mi linda niña. Son tantas las cosas que me das que a veces me abruma pensar que no recibes lo que mereces (sí, lo sé, no lo digas, ni lo pienses, lo sé).

Recuerdo perfectamente, cuando te dije que quizá alguna vez usase una de tus fotos, qué foto quería usar y para qué quería usarla. Lo supe desde que la vi, y aunque no sabía su historia, no me alejé demasiado, y es ahora, gracias a ti, que sé exactamente cómo fue (por cierto ya he visto que has dejado huella allí por si volvía... volví, volví inmediatamente porque sabía que allí había algo para mí ¿sólo casualidad?).

Lo que más me impactó de esta foto es que reflejaba exactamente lo que sentía, lo vi de forma tan repentina que me asustó el descubrimiento. Después, cuando me armé de fuerzas para asimilarlo, todo fue paz. Era un medio botón, sí, pero por fin era algo. Sí que es autobiográfico este texto querida mía, pero lo bueno es que no es muy reciente, lo mejor es que todos vosotros conseguisteis que entendiera mi utilidad, que lo que hago sirve, y sirve desde el momento en que me sirve a mí.

¿Ves cómo no dejas de regalarme cosas? Tu último día en aquella casa y mi último sentimiento de pérdida cruel. Si yo te llené de envoltorios, tú me cargaste de preciosos lazos, que ojalá no se rompan nunca...

Un abrazo, preciosa.

gloria dijo...

A LITTLE PAIN AGAIN:
Claro que estoy de acuerdo con lo que has puesto, por qué no iba a estarlo!! Si quiero puedo, hay que querer... y ya quiero. Porque como ya he dicho alguna vez antes, hay cosas que sólo pueden escribirse cuando no duelen, o cuando duelen poquito, o cuando estamos dispuestos a que desaparezcan. Tú también escribes muy hermoso, sólo puedo darte las gracias por tus halagos, mil gracias, de verdad.
Dulces besos.

MARCELO:
No tienes que pedir perdón por nada, ni por cómo estoy, ni por cómo soy, ni nada de nada. Me alegra que te haya impactado así este texto, pero para nada te sientas inútil, tú mismo lo dices, con un clip se han abierto cerraduras y todo lo que puede sujetar un único tornillo.
"No olvides que lo raro, lo única y auténticamente raro que nos sucede, es vivir" GRACIAS POR ESTO.
Besos, besos, besos.

LAURA:
Sí, supongo que lo importante, para todo, es tomar conciencia de nuestra pequeñez, y llevarla con naturalidad. Créeme jamás he tenido aires de grandeza, se lo dejo a otros.
Muchas gracias Laura. Un besito.

gloria dijo...

EMILIAKUS:
Me llamas poetisa, escritora, amiga, sonrisa y apoyo. ¡Por favor, no merezco tanto! GRACIAS.
No me resultas rimbombante Emiliakus, no digas eso, me gusta que me comentes, y el que diga que no necesita piropos no es del todo sincero, y tú me los dejas todos juntos, y los mejores que podría recibir además.
Muchos besos.

EL ARCÁNGEL MIRÓN:
Te lo agradezco. Me arropo en tu abrazo.

VANESSA:
A veces es complicado, mucho, pero lo intento. No dejarme vencer por mí misma, que es lo más difícil de vencer, tengo que lidiar conmigo para no arrastrarme. Gracias por tu apoyo mi niña.
Dulces besos.

gloria dijo...

BEL:
Lo sé querida Bel, sé cuán erróneo puede llegar a ser dejarse llevar por un sentimiento como el que me llevó a escribir esto. Pero descubrí hace tiempo que lo mejor para salir del error es escribirlo, deja de pertenecerte, lo miras con ojos de lector, y ya no eres tú quien lo siente, ni quien lo firma, es un alguien etéreo y ficticio, que nisiquiera puede sufrir.
No creo que pueda llegar a verme con vuestros ojos pero me sobra con que vosotros sigáis viéndome así.
Un abrazo enorme (y mil gracias).

PEDRO (GLUP)
Sí, sí, y mil veces sí.
Lo cosemos, no coso muy bien pero lo suficiente para coser y descoser y volver a empezar.
Quiero estar en esa chaqueta de la esperanza, del mañana mejor que el hoy.
Yo con mi manga, tú con la tuya, bailando al compás.
Tú con tu risa, yo con la mía, riendo hasta ver el día.
Yo con mis labios, tú con los tuyos, besandonos hasta que el dolor no duela más.
Cumplir tus sueños y los míos.
Y empezar, siempre empezar.
Sí, siempre sí.

MALVADA BRUJA DEL NORTE:
"golpe a golpe" querida brujita, aunque sea golpeando desaparecerá, tiene que hacerlo.
Y volverá la risa.
Un abrazo enorme, y muchas gracias por saber siempre qué decirme.

gloria dijo...

LUNA:
Pues al final, fíjate que te ha salido más de una Lunita. Me imagino esas margaritas arrugadas, más bellas que cualquier otra margarita fresca. Me imagino esos cuadernos llenos de cosas pequeñas, y me muero por leerlas, por asomarme a ese cielo con luz propia
o por escuchar lo que tenga que decirnos el tiempo. Qué importa que sea imaginario. Porque las gigantescas pequeñeces son las que importan, las únicas que en realidad perduran y crecen, siempre crecen, hasta como bien dices, ser absolutamente inabarcables.
La conmoción es siempre mía, no lo dudes. Un beso enorme.

NORIAKO AGASHASHI:
En primer lugar no te permito que pidas disculpas por tu extensión porque me ha deleitado como no te imaginas. Y en segundo lugar decirte que has tocado un tema para mí muy muy sensible, y supongo que para muchos de los que escribimos por aquí.
Me encanta la frase que has trascrito, la de tu amigo, la del lienzo... Un buen amigo mío llama a mi blog, mi pergamino, y aunque no me lee, me entiende y sobre todo me respeta, no creas que lo hacen todos. Bueno qué te voy a decir si me temo que a ti misma te ocurres.
Muchísimas gracias por tu extenso comentario porque me ha fascinado.
Un abrazo enorme.

Capitana dijo...

Querida, eso nunca, pueden cambiarnos la cerradura de un corazón, echarnos de un sitio en el que nos sentíamos cómodos, que llegamos a tomar como nuestra casa, pero siempre habrá otra cerradura que se amolde a la llave que creímos que no volvería a abrir puertas.

Los que se creen pequeños son los más grandes, mi puerta está abierta para ti, igual que la de muchos que te apreciamos, cuando muchos clips solitarios se juntan, unos a otros se ayudan y se cosen las heridas.

En ocasiones no sentimos que seamos nosotros mismos los que nos movemos y respiramos, es la señal de que estamos hartos, tocamos fondo, pero no te rindas, querida, hay mucho mundo aún, muchas oportunidades que sabes que van llegando, algunas nos alivian más que otras, pero la que nos cure llegará, todo es cuestión de tiempo.

Lucha hasta que no te quede una gota de sangre, merecerá la pena.

Cualquier cosa que necesites, preciosa, cualquiera, que sepas que aquí estoy.

Siento no haber estado el día que escribirste esto para decirte estas palabras.

gloria dijo...

CAPITANA:
No es tarde mi reina, no lo es. Tus palabras siempre me levantan el ánimo no sabes cuánto.
Ya sabes que suscribo y comparto todo lo que dices, que mi casa también es para ti tu hogar.
Muchísimas gracias, eres un cielo.
Besos.

Mirada dijo...

Que gigantesca dulzura habita aquí.
Muchísimas gracias por compartir así, por permitirnos mirarnos en ti. Eres muy generosa, pequerrecha. Vivir y sentir, aprender y compartir, contigo es muy sencillo.
Besos

gloria dijo...

MIRADA:
Y contigo... tus regalos son siempre una maravilla.
Muchos besos.

Elisa dijo...

Me encantaron tus letras una vez más, tus poemas me ponen la piel de gallina y el cuerpo en alerta. Hay días tristes donde el frío lo innunda todo, caidas y vacios de mente y cuerpo...pero los grandes espíritus -como el que te huelo- no hacen más que enriquecerse de esos momentos...un besiño

Anónimo dijo...

Son míos.