miércoles, 12 de noviembre de 2008

La casualidad (I y II)

Hoy es miércoles, un miércoles como otro cualquiera (para algunos un miércoles especial, y desde aquí mis felicitaciones). Pero basta tener la actitud necesaria para comenzar a ver señales por todas partes. Algo así es lo que me ha sucedido hoy, un día lleno de casualidades impresionantes, de las que te hacen temblar, de las que te suben por el cuerpo como un bichito curioso... Pero siento deciros que no os voy a contar ninguna de estas maravillas del día de hoy, al menos de momento, porque estoy en una situación de divagaciones máximas y sería la mayor de las torturas para cualquiera de vosotros. Os quiero lo suficiente como para no haceros eso. La cuestión es que tantas coincidencias y sorpresas me han hecho reflexionar, me han recordado una entrada que escribí hace meses (La casualidad) y que he decidido retomar, con pequeñísimos cambios:

A lo lejos se oían los primeros sonidos del alba, perezosos, distraídos, distantes, como ella ahora, observando su figura en el espejo de su habitación tras una larga noche de insomnio. Dos ligeras sombras hacían compañía a sus ojos, delatadoras crueles de su delirio, de aquella preocupación dolorosa que le revolvía lo más profundo de sus entrañas. Su cabello, tan negro como sus ojos, como su tez y como ella misma, le caía por los hombros del mismo modo que aquel que se abandona a las caricias: entregado, satisfecho. Lástima que ella no pudiera verse, lástima que sus pensamientos volaran tan lejos de aquella imagen perfecta.

El día anterior había sido bien distinto, el día anterior aún confiaba en un final feliz para su historia de cuento. Fueron meses de sueños profundos, de conversaciones en silencio en medio de las salas más concurridas de la ciudad, de suspiros entrecortados por las esquinas de los parques, de mejillas sonrojadas cada vez que el camp
anario de la iglesia anunciaba las ocho de la tarde, de conversaciones ensayadas una y otra vez a la espera de la oportunidad que ofrecía la oscuridad de la noche.

Fueron meses del romance más apasionante que jamás podría haberse imaginado.

Cada mañana adornaba su cuerpo desnudo con movimientos suaves, con parsimoniosa ceremonia, simulando que sus propias manos eran las manos de su amante. Se regocijaba en la idea de ser redescubierta en cada rincón de su ser de nu
evo, hasta el punto de perderse en el calor de sus pensamientos. Eran minutos que saboreaba con la frescura de la juventud, con la belleza de la juventud, con la pasión de la juventud. Rozando la lujuria de la que había oído hablar y con la sonrisa de quien se retuerce de placer, mordía la almohada de su lecho hasta morir en el amanecer...


Pero aquel amanecer, aquella mañana de otoño, la tristeza comenzaba a inundar sus entrañas.

24 comentarios:

elshowdefusa dijo...

¿Te imaginas que tengo que decir un montón de palabrotas porque se me ha borrado el comentario?

gloria dijo...

jajajajaj

Pues tú di lo que tengas que decir querida Fusa...

elshowdefusa dijo...

¿Y cómo vengo yo hoy a comentarte? Para mí no ha sido un miércoles cualquiera, aunque, la verdad, con el ritmo que estoy llevando los últimos miércoles (o viernes, o martes, o qué sé yo, ¡lunes o domingo!) éste bien podría ser la continuación de otro anterior.

Yo, por suerte, sí conozco algunas de las casualidades y puedo presumir de ellas. Es increíble lo que se puede hacer con cuatro palabras y una foto, ¿verdad?

En cuanto al relato... ¿qué puedo decirte si ya está todo dicho? Desde luego, cualquier palabra que yo pueda decir al respecto, es desde la frescura de la juventud, desde la belleza de la juventud, desde la pasión de la juventud. Y, querida G., que no se marchite jamás por más años que pasen (o se cae un mito, ¿eh?), que siempre me vea con esta ceremonio de los amantes únicos.

Un abrazo, preciosa.
(¿Sabes que se me había borrado otra vez pero, ahá, lo había copiado?)

Emiliakus dijo...

Iba a poner algo bastante profundo y lo he borrado por accidente (léase llamada de móvil) a cambio te pongo la letra de canción que se me a venido a la cabeza al leer este texto:

"8" de Los Planetas

"Dejo encendida la televisión
y cuando me despierto
es casi por la mañana.
Lleva encima sólo la sábana
y por la ventana entran ya
algunas luces y parece aún más dulce,
y los rayos aterrizan en su espalda.
No saldría nunca de la cama.
Y las nubes en el suelo
y el color de este cuarto.
Si me muevo se podría despertar
dejará que esté con ella,
yo podría ser su esclavo.
Ahora ya no necesito más.

Haría lo que fuera,
daría algo más.
Entonces se despierta,
me mira y sé que nada va a pasar.
De pronto sé que nada va a pasar.

Y me sonríe, y todo vuelve a brillar,
y se acerca, y nada puede salir mal.
Y si se queda cuidaré siempre de ella
y entrarán rayos de sol por la mañana ,
aterrizarán sobre su espalda.
Y las nubes en el suelo,
y el color de este cuarto,
y las cosas que le tengo que decir.
Dejará que esté con ella
dejará que esté a su lado
pues eso es suficiente para mí".

elshowdefusa dijo...

Siete veces escribo la palabra ceremonia y siete veces la hago en masculino.

Marcelo dijo...

Quisiera saber qué ocurrirá con la tristeza...

Capitana dijo...

A pesar de todo es un relato muy dulce, la sensación de estar enamorada es una de las cosas más bellas que existen, de saber que puedes con todo, que te comerías el mundo tú sola.

Es maravilloso levantarse por las mañanas de un salto cantando, sabiendo que vas a volver a verle en 2 horas, 1 hora, 30 minutos...

El tiempo se hace eterno hasta que estás en sus brazos y también cuando esos brazos ya no quieren acogerte.

Capitana dijo...

Nunca le había puesto ninguna letra de canción a nadie, pero te voy a poner una de las mejores letras que he escuchado jamás, a mí me impresionó y aún lo hace.

El grupo no es una maravilla, pero la canción sí, aunque ahora no la canten por razones evidentes:

La mataré (Loquillo):

Yo la sentaba en mi regazo,
enloquecía sólo a su contacto.
La he conservado en la memoria.
Tal como estaba.
Siempre a mi lado.
Nunca me juró su amor
lo creía eterno yo.
Y ella me sonreía y
miraba hacia el mar.

Me emborrachaba entre sus brazos
ella nunca bebía, ni la vi llorando,
yo hubiera muerto por su risa.
Hubiera sido su feliz esclavo.
Qué dolor sucio y traidor
me envenena el corazón.
Sé que ella nunca enloqueció.
Jamás perdió el control.

Quiero verla bailar entre los muertos,
la cintura morena que me volvió loco,
llevo un velo de sangre en la mirada,
y un deseo en el alma,
que jamás la encuentre.
Sólo quiero que una vez
algo la haga conmover.
Que no la encuentre jamás
o sé que la mataré.

Por favor sólo quiero matarla.
A punta de navaja
Besándola una vez más.

SOL dijo...

Espero querida Gloria que esas cositas que has vivido en este dia miercoles HAGAN QUE TE SIENTAS MEJOR.. bueno .. YA SE NOTA EHHH!!! Se te siente con entusiasmo yeso me gusta!!! Sabes una cosa??? A veces me quedo pensando... Los encuentros son CASUALES O CAUSALES??? Un besote lleno de luz!!!

Hell dijo...

Es bello el amor mientras está esplendoroso y correspondido, el mundo toma otros colores y parece de pronto un lugar más acogedor...Pero cómo duele cuando se marcha y te deja sumido en un vacio infinito, que sólo el tiempo va rellenando aunque la cicatriz permanezca y de vez en cuando cuando echas la vista atrás no puedes evitar que se te escape un suspiro del alma...
Bonita forma de escribir.
Besos

Sra.Rutina dijo...

¡Ay Gloria!
Un texto precioso.

La verdad es que yo he tenido la semana de las coincidencias, de las casulidades. La semana de las señales.
Incluso esta entrada podría decirse que es una señal, de la S a la L.

Apuntan a tantos sitios que ya no sé adónde mirar.

Ojalá a mi me sirvieran de algo. Tu has sabido invertirlo en una preciosa entrada.

¡Un besazo!

Jazziturno dijo...

Tenía la sensación de que ya te había escrito en esta entrada.

Será que me ha gustado mucho.

Las casualidades tienen muchísima presencia a lo largo de mis días.

(Aún espero el premio.) :P

Otro beso.

¡¡¡Virginia Woolf!!!

elshowdefusa dijo...

(Debes ir corrrrriendo a La ciudad Sinnombre. Conociéndote como creo que te conozco, te va a encantar.)

((Buenos días, preciosa.))

ZenyZero dijo...

Sentir su cuerpo en el nuestro, es tan agradable. Pero nadie nos penetra tanto como para dejar de ser vírgenes.
Siempre lo somos y los besos nos acercan, y las palabras, y caricias. Hasta que convertimos un miércoles en una vida entera de mariposa. Hoy es jueves y sigo siendo virgen.

Un beso.
Chuff!!!

brujaroja dijo...

Te debía una visita desde ya mucho tiempo atrás... Por fin me he pasado por aquí, y después de mirar algunas cosas, me he anotado mentalmente volver con tiempo, porque hay mucho para ver... ¡¡Me gusta muchísimo!!

gloria dijo...

Tengo muchísimas cosas que contaros a cada uno, porque cada palabra que dejáis aquí es un inmenso regalo para mí. Por eso no quiero hacer nada con prisas, necesito contestaros a cada uno como os merecéis, y hoy esta siendo (y va a seguir así) un día muy duro en el trabajo, por eso os pido disculpas si tardo mucho en contestar, o lo hago muy poco a poco.
Ya me anticipo y os doy a todos las gracias por regalarme tanto.

(* dijo...

Gloria, al principio era como renacer. Sí, como cuando un día te despiertas y sientes que siendo lo mismo, es diferente. La mismas calles, la misma gente, el mismo olor a gasolina saliendo de los coches... pero otro sol, u otra luna :), o una esquina del corazón pintada con un nuevo color.
Aquella mañana que se vislumbraba triste... Y pienso, la tristeza también es necesaria. Si no, no se podía nunca renacer. Pero siempre, y como ya ha matizado Fusa, siempre, siempre, siempre, bulla lo que bulla dentro y fuera, vivir desde la frecura de la juventud.

Dulces besitos, linda.

alfaro dijo...

Está muy bien escrito y me gusta...
besos.

gloria dijo...

FUSA:
Ayer, porque ya es ayer, participaste en muchas de las coincidencias que menciono, como participas en tantas y tantas cosas, de las cuales casi no eres consciente, y que no terminaría de agradacerte.
En cuanto al relato... je je je. Si te digo que me inspiré en alguien concreto diría la verdad a medias, porque en realidad soy yo, y tú, y cualquiera de los que vienen después, y en realidad nadie más que ella (que tiene nombre por cierto, pero no es el momento). Lo que sí te pido, o casi te lo exijo, es que por favor SIEMPRE (qué palabra más grande, ¿verdad?) mantengas la ceremonia de los amantes únicos, o el mito se me cae a mí, jaja.
Un abrazo enorme querida Fusa.
(¡chica lista! jejeje)

EMILIAKUS:
Parece que ayer fue un día un tanto desastroso para los comentarios (fuera por lo que fuese), qué le vamos a hacer. Pero la canción ya es para mí muchísmo, Emiliakus. Ojalá deje que se quede con ella, o le dejen a ella quedarse, no lo sé.
Muchos besos guapo.

FUSA:
jajaja
Tú te has empeñado en que yo no deje de reírme, ¿verdad? Aunque no entiendo para qué tanto empeño, porque yo había leído ceremonia hasta que me has dicho que pone ceremonio, para que veas!

MARCELO:
Yo también quiero saberlo Marcelo, yo también.
Besos.

CAPITANA:
Es maravilloso, yo al menos lo he escrito pensando en que es maravilloso, aunque no pueda evitar que aparezca el toquecillo de tristeza por alguna parte. ¡Cómo me entusiasma que te haya parecido dulce! Gracias!!!
En cuanto a la canción, me ha encantado mi reina, de verdad (aunque me asusta un poco, sólo un poco)
Besos y abrazos para ti.

SOL:
TE HAS DADO CUENTA!!!!!!! Je je je, sí, sí, estoy últimamente entusiasmada pero no me preguntes por qué, no tengo ni idea si será "causado" o pura "casualidad". Eres un amor, en serio.
Abrazos encanto.

HELL:
Hola! Bienvenida! Tienes razón que duele demasiado, casi mata de dolor la sensación que describes. Yo, como todos, he casi muerto muchas veces, pero no me canso de repetir que compensa, que merece la pena por haber tenido lo que un instante se tiene... Creo que el dolor es tan inmenso porque lo que lo causa es infinitamente mayor.
Besos y muchísimas gracias!!!

SR. RUTINA:
Ay gracias, ¿te gusta? El primer párrafo es de hace más de diez años y continuarlo no ha sido nada fácil, créeme.
Si esta entrada significa para ti una señal positiva, hacia un camino futuro, tómala, te la regalo enterita (pero sólo si es para bien, eh?, si no déjala aquí que vaya envejeciendo...)
Sabrás reconocer cuándo una señal es importante, ya lo verás. Si quieres te presto un mapa...
Un fuerte abrazo, eres un sol.

JAZZITURNO:
¡No se me olvida! ¡Lo juro! Pero como he dicho arriba, estos días no son los mejores para cumplir promesas que signifiquen tiempo... Pero está anotado, junto con otras cosas importantes... ¿podrás perdonar el retraso? Seguro que sí!
Me alegra que te guste esto, de verdad.
Un besazo.
(sí, Virginia Woolf, je)

FUSA:
(ya viste que fui, y me encantó, y gracias por avisar porque fue lo único que hice hoy por aquí, y me lo hubiese perdido de no ser por ti)

((¿qué tal la mañana? buenas tardes-noches mi niña))

ZENYZERO:
¿No te cubrió mi miércoles? Era una mariposa gigante, ¿te gustó?
Lo bueno de seguir siendo virgen es que estarás abierto a nuevos descubrimientos, aún podrán penetrar hasta tocar tu alma. No lo pongas muy difícil.
Se extiende el jueves y no he hecho más que trabajar, y lo que me queda... Gracias por este ratito de vuelos, vírgenes, mariposas y cálidos encuentros.
Chuff!!

BRUJAROJA:
Es todo un honor. Un HONOR así de grande tu visita. Tómate todo el tiempo que quieras en visitar mi casa, ¿un poco de café o eres más de té? He sacado el sillón más cómodo del mundo, ya me contarás ¿vale?
¡¡Muchísimas gracias!!
Un beso.

GLORIA (AGOBIADÍSIMA):
Mándalo todo al carajo, y dedícate un ratito anda!!! (jejeje, estoy loquísima)

LUNA:
Te entiendo, y justo hoy, cuando la luna llena ya está dejándose ver, te presiento aún más, la misma Lunita de siempre, pero de unos días atrás, una Lunita diferente, aunque siempre tan dulce, tan sensible y tan amable como siempre (sin perder su maravillosa esencia). Por supuesto nada de perder la juventud, por favor.
Dulces besitos para ti Lunita.

ALFARO:
¡Ajá! ¿Cómo quieres que no te dé las gracias?
¿te gusta...? MUCHAS GRACIAS.
Besos!

cristal00k dijo...

Pues recordar es volver a vivir, querida Gloria, y encima gratis, que tal como están los tiempos...
Además, la memoria es muy lista y selectiva, no sé si me explico... pero seguro que me entiendes.
Besos!

SOL dijo...

GLO... debe tener un sexto sentido.. jajja o sentido común!!! Que bueno sentirte asi .. uy y hasta hace que te tenga tan ocupado que ya casi no te veo!!! Enhorabuena de todas maneras!!! Se feliz cielo.. SE FELIZ!!! Buen finde!!!

SOL dijo...

Uy tengo que RECTIFICAR UN PAR DE COSITAS .. es que es tempranito y me acoste tarde... Primero:DEBO TENER UN Sexto SENTIDO.
Segundo: era ocupada POR ocupado!!! Te cambien el sexo... perdon!!! Bueno ahora si me voy... besotes de nuevo!!!

gloria dijo...

CRISTAL:
Je, sí, mejor gratis, dónde va a parar... Te has explicado estupendamente, querida amiga, porque te he entendido a la perfección, porque la selección que hace nuestra memoria de los recuerdos no tiene por qué ser tan casual, porque en lugar de hablar de "casualidades" estoy rindiéndome al destino, y porque eres genial por saber dar donde más... ¿duele? no, por dar donde más se siente.
Un abrazo enorme.

SOL:
Je je. Estoy aquí, aquí al ladito, y sí, es cierto, que dedico muchísimo menos al blog de lo que me gustaría, y sí, es cierto que "cosas" me ocupan (así asexual, total qué más da, jaja) espacios y tiempo que casi ni tengo. Ojalá puediera dilatar las minutos para dar todo lo que se merece cada uno, que es muchísimo. Buen finde a tí también, Sol, lleno de luz como siempre y de muchísimos momentos felices. Un abrazo

Malvada Bruja del Norte dijo...

Bueno supongo que a estas alturas ya sabes que soy de las que piensan que las casualidades no existen.

Me ha gustado mucho tu texto, es de aquellos que te hacen pensar, en las señales, la fugacidad de la vida, vivir el momento...