martes, 30 de septiembre de 2008

Palabra


" Cuando tanto se sufre sin sueño y por la sangre
se escucha que transita solamente la rabia

que en los tuétanos tiembla despabilado el odio

y en las médulas arde continua la venganza,

las palabras entonces no sirven son palabras.


Manifiestos, artículos, comentarios, discursos,

humaredas perdida, neblinas estampadas,

¡que dolos de papeles que ha de barrer el viento,

que tristeza de tinta que ha de borrar el agua!


Ahora sufro lo pobre, lo mezquino, lo triste,

lo desgraciado y muerto que tiene ena garganta

cuando desde el abismo de su idioma quisiera

gritar que no puede por imposible, y calla.

Siento esta noche heridas de muerte las palabras.
"


Nocturno, Rafael Alberti.

He parado un momento a tomar aire. Por un instante todo parecía desmoronarse a mi alrededor. Y aún no sé si ha pasado, aún no sé si se ha acallado la voz completamente, o si continúa susurrándome a lo lejos. Quiero que pare, necesito descansar y por una vez escuchar mi propia voz.

11 comentarios:

(* dijo...

Hay voces con malicia que en cierto modo nos persiguen para recordarnos que el dolor sigue estando ahí. Son como el lado oscuro de nuestra conciencia. A mí durante mucho tiempo me persiguieron las imágenes, que también hablaban su propio lenguaje, el del movimiento. ¿Has visto "La vida secreta de las palabras" de Coixet? Hay una voz de niña que persigue y tortura a la protagonista, hasta que un día, después de mucho (la vida que sigue y nos enseña a crecer), cesa la voz y llega la calma. Volarán esas voces, Gloria, y llegarán otras nuevas: las de tus palabras liberadas.

Dulces besitos.

gloria dijo...

(*
Sí he visto la película. No lo había pensado, es cierto, la voz de esa niña que al final desaparece. ¿Desaparecerán? Pronto, espero.
Mil gracias y dulces besos para ti también.

Lena dijo...

Parar.

Respirar.

Seguir.

Alejarse para acercarse.

Claro que sí, Gloria.

Yo te espero en una esquinita.

Y pensaré en historias para contarte a la vuelta.

Besos, Guapa...

gloria dijo...

LENA:

Me gusta la idea

torcer la esquina y encontrarte

ahí acurrucada

tejiendo una historia

una historia para mí

sería divertido

Besos encanto.

alfaro dijo...

Es muy importante escuchar la propia voz, y también oír otras voces, y esperar los días de calma, que siempre llegan
y en las tempestades, en silencio, vivirlas a fondo para que cuando llegue la calma expresarlo todo con las palabras
besos, gloria.

Inuit dijo...

Lo que tranquiliza es leer, escuchar,saber que muchos han transitado por espacios sombrios y han seguido intuitivamente hacia la claridad y la luz de día.
Las voces tienen que hablar para hacernos saber sus comentarios positivos y negativos.Si las voces aullan hay que consolarlas y preguntarles qué tienen y qué quieren, hasta que sereconcilien.La vida es para regalarla, en el disfrute, a los otros. Aportar nuestra esencia, en cada momento, es esencial.
Inuits

gloria dijo...

ALFARO:
Tiene sentido. Mantener los ojos bien abiertos ante la tormenta, sujetarte a alguna farola y no dejarte arrartrar por el viento, y observar el desastre, aprender de él. Las palabras fluirán, lo sé. Siempre han ejercido más de aliadas que de enemigas, volverán. Un beso enorme Alfaro.

INUIT:
Tranquiliza leerte a ti querida Inuit, tranquiliza saber que estáis ahí, siempre, siempre, con un punto de vista maravilloso. Vuestra esencia es primordial, también aportaré la mía, poco a poco. Un abrazo.

Gracias a todas.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Bueno, es parar un poquito, y sacudirse de encima las voces. Sé que es difícil...pero de verdad que deberíamos aprender a relativizar. (Lo escribo aquí para ver si me aplico el cuento :-)

Malvada Bruja del Norte dijo...

Bueno, es parar un poquito, y sacudirse de encima las voces. Sé que es difícil...pero de verdad que deberíamos aprender a relativizar. (Lo escribo aquí para ver si me aplico el cuento :-)

Capitana dijo...

Para eso se necesita calma, un lugar tranquilo, aunque sea en la casa mismo, rélajate y piensa en lo que tengas dudas, resuelvelo, no lo dejes.

Fusa dijo...

Deseo de todo corazón que ese viaje que me has dicho que ibas a ser sirva para parar, descansar y escucharte...