sábado, 6 de septiembre de 2008

¿Diga?



- ¿Diga?
- .... hola
- ¿Eso es todo lo que piensas decir? ¿hola? No sé cómo te atreves.
- ¿Qué esperas que diga? tendré que empezar por alguna parte, algo tendré que decir.
- No te entiendo, de verdad, yo en tu lugar ni siquiera habría llamado, eres despreciable. ¿Qué quieres?
- Pues hablar.
- Yo no quiero hablar contigo. Ya lo sabes.
- ¿Por qué has descolgado entonces?
- ... educación supongo. Pero no quiero hablar.
- Entonces cuelga.
- Tengo más educación que tú, no voy a colgar.
- ¿Y eres tú quien no me entiende? Lo tuyo es increíble. No quieres hablar, no quieres colgar. Escucharás al menos, ¿verdad?
- Ya oí todo lo que tenías que decir. Tampoco quiero escuchar, cuelga tú, por favor... no quiero... cuelga, anda...
- No, yo he llamado, yo quiero hablar, y quiero escuchar, yo no voy a colgar. No te entiendo.

(................................) Silencio, un silencio afilante que no duró más de veinte segundos pero que pareció una cruel eternidad.

- Sigues ahí, ¿verdad?
- Ese es el problema, que siempre estoy, joder. Pero me estoy cansando...
- Te echo de menos.
- (suspiro, un suspiro muy hondo)
- De verdad, te echo de menos. No sé qué me pasó. No... no sé cómo explicártelo. Antes de llamarte tenía el discurso preparado, pero ahora. No sé qué decir. Tú me entiendes. Sabes lo que quiero decir, ¿no? Ayúdame. No seas tan dura.
- No soy dura, estoy cansada.
- ¿Por qué has descolgado? Sabías que era yo... también me echas de menos, lo sabías, y también sabías por qué te he llamado y tú has descolgado porque en el fondo me entiendes, porque sabes que te necesito y tú a mí. Todo puede arreglarse.
- Nunca ha estado arreglado, pero siempre nos hemos empeñado en que funcione. A la fuerza. Y a la fuerza nada funciona. Debemos aceptarlo. Yo lo estoy intentando al menos. Y creo que deberías hacer lo mismo. Nos hacemos daño. ¿No lo ves?
- ...... pee..peeero...
- No me hagas esto. Ya hemos llorado bastante. Déjalo estar. Anda cuelga...
- No... no... voy a... no quiero... no es justo... no voy a...
- Ya te perdoné. Déjalo estar así. Ahora no puedo darte más.
- Esperaré.......a..........
- No lo harás. Esperaré yo más que tú, porque soy así de idiota. Pero tú te marcharás con otra, cuando se te pase, y yo lo entenderé. Y seguiré aquí...
- De verdad. No.
- Sí, y lo sabes. Y esta conversación podría ser al revés dentro de muy poco, y podría ser yo quien te suplique a ti... Pero no puede ser. Y ya lo hemos hablado tantas veces. Estoy cansada.

Esta vez el silencio no duele, es mucho más largo que el anterior, pero es de tregua, es dulce.

- Tienes razón. Yo también. Pero me cuesta creérmelo.

- Lo sé.
- ¿Estás en casa? No oigo ruido.
- ...... sí.
- Iré a darte un abrazo.
- ... es que... no sé si...
- Dime que no quieres.
- Está bien. Ven.

13 comentarios:

Inuit dijo...

Es una conversación que tiene varios lenguajes escondidos y un discurso anómalo, pero en cuestiones de amor todo se lía y el cansancio, el resentimiento y los malos entendidos,a lo único que conducen es a los descalabros . A veces hay amores imposibles por que la diosa VIDA no quiere.
Inuits

Malvada Bruja del Norte dijo...

Estoy con Inuit...todo se lía, y ella le dará una tregua que él no se merece, porque ella es la víctima, y no al revés.

alfaro dijo...

Gloria,
ay, los amores de sí pero no,
al final me he sonreído.
Amores que nunca mueren, que dice Sabina...

elshowdefusa dijo...

Bueno, hoy me has dado. Y ya vale, Gloria, jolín. Que primero la carta y ahora esta conversación telefónica que me resulta tan familiar y tan lejana ya al mismo tiempo.

Qué difícil es aceptar este tipo de cosas. Y qué poco dura ese silencio que duele, luego siempre es una especie de caricia. Y cuánto cuesta creerlo. Y qué duras las decisiones.

Y qué bueno que Alfaro me haya leído la mente y haya elegido esa canción.

Un beso, Gloria.

gloria dijo...

INUIT: Tienes razón. A veces es imposible. Por más que un@ lo intente. De ahí la frustración... ¿quiénes somos nosotros para desafiar a la diosa VIDA? Un abrazo Inuit.

MALVADA BRUJA: No sé si es ella la víctima. Sí, hay reproches en la conversación pero... pueden ser reproches de desentendimiento, simplemente. No lo sé. Es una conversación que podría ser de cualquiera, y si para ti ella es la víctima pues eah, lo es. Ya te echaba de menos... Un beso.

ALFARO: El sabio de Sabina... ya nos lo dice una y otra vez en sus letras de desamor. Gracias! Ahora mismo voy a escuchar la canción. Besos.

FUSA: No quería dar a nadie... o tal vez sí, en realidad sí que quería. En realidad, el otro día necesitaba desahogarme, porque siempre termina siendo la misma conversación. Es muy difícil sí, demasiado diría yo. Te mantienes en una decisión, luego te rindes, luego te arrepientes, luego vuelves a reaccionar... Una y otra vez. Gracias por no olvidarte jamás de echar un vistazo por aquí Fusa. (Sabina es un genio). Un beso enorme.

elshowdefusa dijo...

Pero cómo me voy a olvidar si cada vez que hago click en Lo raro es vivir, es más raro aún. Cómo me voy a olvidar si al llegar me encuentro de cara conmigo misma. Por eso te dije que no abandonaras, porque aquí muchas cosas cobran sentido... y dentro de esas cosas, que son en mayor medida tuyas, se encuentran algunas mías. Y te lo agradezco.

Ayer mientras me duchaba pensaba en que, normalmente, o al menos a mí me pasa, otros siempre son más capaces de escribir con más precisión sobre los sentimientos ajenos. Yo por lo menos cuando leo siento que han conseguido transmitir exactamente lo que yo siento... mucho mejor de lo que yo lo hubiera hecho, desde fuera, como un narrador omnipotente.

Y eso me pasa aquí. Que llego y me encuentro con una conversación que yo he tenido incontables veces y que nunca había pensado escribir. Y leo la carta con sus dos caras de la moneda y me doy cuenta de que pasa eso y no otra cosa.

Y te tengo que dar las gracias, Gloria.

gloria dijo...

No tengo tanto mérito, te lo aseguro. Gracias a ti, porque sin saberlo me animas. Tú has cambiado un poco este blog, o quizás no tan poco. Sólo tienes que pararte un momento a ver cómo era antes y cómo es ahora. Para expresarme sólo empleaba citas. Quizás por lo que dices, porque siempre son otros los más capaces para describir nuestros interiores. O quizás porque es lo que queremos ver... No lo sé. El caso es que un día me encontraste, un día nos unió Carmen Martín Gaite. Y aquí estoy, armándome de valor, por una vez en mi vida, y dándole la vuelta a este sitio, algunos pensarán que para peor.
Gracias a ti Fusa, de verdad, gracias a ti. Un beso.
(yo también he pensado alguna vez en escribirte... curioso ¿verdad? o no)

De cenizas dijo...

Este guión... ¡cuántos y cuántas veces lo podríamos firmar!
La realidad supera a la ficción, seguro.

besos

Malvada Bruja del Norte dijo...

Bueno, vale, tal vez sea corporativismo femenino y no debería haber juzgado tan rápidamente...una consulta...seguirá la historia del otro post o la dejas acabada. Es que (me hago pesada),pero insisto, está muy bien cogido el tono.

temorcomoagravio dijo...

Y lo peor de todo es que a veces me dan ganas de abrazar a alguien que dice que odia los abrazos. Me he sentido identificado con esa conversación telefónica, porque a veces los necesitas y no hay quien te los dé, y el abrazar es todo un arte. Lo que se puede llegar a expresar con uno de ellos...

gloria dijo...

DE CENIZAS: Pues sí tienes razón. Por eso este diálogo, porque es tan ficticio como real, porque cualquiera podría tener una conversación similar. Gracias! y Besos

MALVADA BRUJA: No te preocupes, a mí también me ocurre. Tengo una faceta feminista que pocas veces puedo ocultar. Pero quería que esta conversación sirviera para cualquiera. Sí a ella se la ve herida, pero él también puede estarlo... o puede ser otra ella, ;) No sé... En cuanto a la otra historia, la escribí ya hace un tiempo, sólo que no la he publicado hasta ahora. Ahora que me he atrevido a publicar mis relatos. Y tengo tantos retales por ahí perdidos que me cuesta engarzarlos. Para nada te haces pesada, al contrario, me alaga. Muchas gracias brujita. Un abrazo.

TEMORCOMOAGRAVIO: Qué razón tienes. Hay abrazos que lo solucionan todo, que borran cualquier rastro de tormenta. Supongo que por eso termina así la conversación, con un abrazo reparador, de esos con arte, como tú dices. Seguro que sí que tienes quien te los dé... y si no pues espero que te llegue por la red el mío. Un abrazo fuerte fuerte!


Gracias a todos.

(* dijo...

Como Fusa, un incontable número de veces he mantenido conversaciones similares. Luego, cuando se recuerdan o se leen en frío... No sé, qué sansación más extraña, qué maneras de ser más absurdas, torpes, eufóricas, radicales, incomprensibles, a veces tiene el amor.

Dulces besitos.

gloria dijo...

(*
Es justo eso lo que nos hace tan emocionante, que nos crontrole por completo hasta el punto de ser irracionales.
Besos para ti también