miércoles, 14 de mayo de 2008

Lo raro es vivir

Este post va dedicado a alguien a quien no conozco, alguien unido a otro alguien, que es alguien para mí, de ahí su importancia. Y se preguntará ¿por qué? si nunca nos hemos visto, si nunca hemos hablado, si puede que nunca hablemos. Pero vivir es así de raro, así de confuso. Vivir te da sorpresas como la de que una "desconocida" te escriba porque sí, sin motivo, sin fin aparente.
Hoy por medio de un tocaya tuya, madrina sin saberlo de este blog, y con un fragmento de la obra que lo da título, quiero hacerte consciente de que sé que existes, que no me eres indiferente, sin acritud, todo lo contrario, tendiéndote un poco la mano a mi mundo, tan lejano y tan cercano al tuyo. Es muy raro vivir, pero se hace más fácil si se puede convivir.




"Es que todo es muy raro, en cuanto te fijas un poco. Lo raro es vivir. Que estemos aquí sentados, que hablemos y se nos oiga, poner una frase detrás de otra sin mirar ningún libro, que no nos duela nada, que lo que bebemos entre por el camino que es y sepa cuándo tiene que torcer, que nos alimente el aire y a otros ya no, que según el antojo de las vísceras nos den ganas de hacer una cosa o la contraria y que de esas ganas dependa a lo mejor el destino, es mucho a la vez, tú, no se abarca, y lo más raro es que lo encontramos normal."

Lo raro es vivir, Carmen Martín Gaite.

1 comentario:

elshowdefusa dijo...

Me encanta este fragmento. Lo tengo también en mi blog... a un ladito, para que aparezca siempre.