miércoles, 31 de diciembre de 2008

Para que vuelvas...


Arribó su barca
un 2 de octubre en mi puerto,
desde entonces,
toda su sensibilidad,
todo el sentir de sus aguas
ha ido calando
intensamente
en mis atardeceres.

Yo,
que vivo en una tierra sin mar,
he sentido la calma de las mareas,
he vivido el olor salitre intenso,
he despertado en cada una de sus orillas.
Inventando
mil poemas
para sus retinas,
dejaré pasar este 2008
recordando
ese "zenyzero" único
donde dejar
candelas encendidas,
de sueños y despertares angostos.


Feliz 2009 a todos

Feliz vida, mi queridísimo Zen... Chuff!!

sábado, 27 de diciembre de 2008

La Trastienda


Alguna vez hemos comentado lo importantes que son los comentarios para que un blog se mantenga vivo, lo necesario de la aportación de cada uno, lo trascendente de su contenido para quien los recibe. Y no se me ha ocurrido mejor homenje para vosotros que vuestras propias palabras. Tengo que confesar que me ha costado muchísimo decidirme por un único comentario de cada uno, pero al final lo he conseguido. Todos son especiales para mí, algunos por ser los primeros, otros por originales, los hay poéticos, profundos, alegres, nostálgicos... Sólo pretendía recoger aquí un poquito de cada uno, y que veamos en portada lo que ocurre en el cuarto de atrás (¡espero que a nadie le moleste! si es así lo corrijo en un momento), que no deja de ser maravilloso:

*) dijo en "Gigantesca Pequeñez":
Quisiera poder decirte tantas cosas, linda Gloria, que ya ves, no me sale ninguna. Quisiera poder decirte que las margaritas pequeñas que tenía con agua en un vaso de chupito son ahora más pequeñas, se han mustiado. Pero qué bellas, aun arrugadas. Quisiera poder decirte que tengo un cuaderno imaginario donde guardo con palabras todo lo pequeño, como "mota de luz en el cielo" o "instántaneo susurro del tiempo". Y qué mágico, aunque imaginario. Y quisiera poder decirte que lo pequeño se me convierte siempre en algo grande, y sigue siendo pequeño, cada vez más pequeño por fuera e, invisiblemente, más y más grande por dentro. Tanto que no se abarca con los brazos en círculo.
Dulces y conmocionadísimos besos.


Para ti, linda Luna, tengo una margarita en el corazón que no cesa de deshojar caricias.


[...Vanessa...] dijo en "En tus manos":
preciso, profundos y muy sentimentales son tus poemas!... maravillosos son asi los poemas que mas me gustan!! En cada palabras escondes una oracion completa donde uno tiene que decifrar su verdad... ME ENCANTA!! besos suerte que le vaya bien ^^

Para ti, pequeña Vanessa, una oración con la verdad abierta, sin acertijos, la verdad de tu alma.


Alfaro dijo en "Como vosotros":
Gloria, creo que lo más maravilloso es que tú eres como tú, y no necesitas para nada ser como los otros, como te dice lena, sacúdete la melancolía si te hace sufrir, o sigue con ella si no molesta demasiado...pero la Gloria que yo intuyo a través de su blog es una persona maravillosa, y la veo con alas , de las que no se queman, como mucho un poquitín chamuscadas y porque ella quiere y recuerda que no sólo eres lo que tú crees que eres, también eres lo que nosostros vemos en ti... besos

Para ti, Faro de mi ciudad perdida, ser como tú me ves, ser esas alas chamuscadas para alcanzar tus nubes llenas de sueños (sonido de agua que corre río abajo)


Alfonso White dijo en "Triste princesa...":
Qué bonito. Pero qué curioso también, porque ya desde pequeños soñamos con que pase el tiempo para ser otra persona distinta, y cuando nos vamos haciendo más mayores hacemos lo mismo, no nos conformamos nunca. ¿Se habrá dado el caso de alguna persona que en un momento dado declare "soy justamente lo que de pequeño deseaba"? Bobadas aparte, tu cuento es realmente precioso. Saludos.

Para ti, Mr. White, los polvos mágicos que Campanilla le daba a Peter Pan, y que sigamos soñando.


Alittlepainagain dijo en "¿Vacíos?":
Mmm. Los sentimientos no se controlan. Sólo existen y sólo se sienten. A veces las formulas se encuentran delante nuestro, aunque puede ser que no las queramos ver o aceptarlas. Quiero que des con la formula. Yo quiero oirte reir :P. El dolor al expresarlo con palabras a veces queda precioso, demasiado bien comparado a lo que se siente. Bueno, decirte ya por ultimo que me ha encantado! Adoro como te expresas. Muchos besos y un abrazo. C.

Para ti, dulce Little, una risa enorme que te empape en cada texto que escribes con tanto sentido.


Ana dijo en "Como vosotros":
La vida es una continua búsqueda que transcurre de forma cíclica. En torno a ella, preguntas metafísicas que nunca hallan su respuesta. Al final, la nada. Encontrar lo que precisamente se busca: la nada, la muerte, la subrealidad, todo aquéllo que te saque de este mundo lleno de paraísos incógnitos...
Un beso grande, Grande


Para ti, Pequeña, un beso grande con la careta en la mano arrodillada en medio del escenario de la vida (tomate pero sin t).


ANABEL dijo en "Una historia en dos partes":
Muy bueno, el texto, el ritmo, la pasión que destila cada palabra. El deseo, ese punto previo a la consumación de la relación, está muy bien descrito. Ahora que eso de "morir de éxtasis", ¡joder Gloria! Te has pasado. Tú no te mueras de nada ¿vale?. Por cierto, tiene razón Marcelo y Exú te dio un toque que debes aprovechar. Besos

Para ti, Anabel, la vida de la mano de Exú para no perder de vista la felicidad que te dan tus preciosas niñas.


Andaya dijo en "En tus manos":
En tu olvido
(hiela)


Varada
en
el quicio
de tu ausencia
(niebla)

En tu silencio

(quiebra)


Menguando
la
existencia a un
lamento

(llueven lágrimas secas)


Disculpa la continuación, no pude evitarlo. Tu poema me llevó a otros tiempos, otras tormentas, otras ausencias. Esa capacidad tuya de evocar...

Para ti, Andaya, la calma de los recuerdos evocados desde el presente, curados por la palabra (ríe) (sueña) (vive).


Arcángel Mirón dijo en "Mis primeras palabras escritas":
Me vas a hacer llorar.

Para ti, Gilda, todo el éxito que se pueda conseguir con la pluma, para que no cesen las lágrimas ni la risa con tus verbos.


Ariadna dijo en "Las noches del buzo":
¿te tenemos liada los vecinos, eh? jeje. sólo decirte que me encantó la entrada anterior. da gusto poner un poco de poesía en días fríos como hoy, de tardes grises en el trabajo. y todo gracias a ti. GRACIAS :)

Para ti, mi vecina del ático más acogedor del mundo, los versos más profundos para los días más grises.


Asisa dijo en "Acento Extremeño":
hola soy asisa salem, te agradizco mucho por estas palabras las que me quedan en mi corazon, es que siempre me ha gustado Caceres

Para ti, Asisa, mi deseo de tu pronto regreso a una ciudad que te espera con los brazos abiertos (besinos)


Ateneastella dijo en "Recordando":
Vivir es tan dificil y más dificil aún es compartir tu vida con otra persona y lo más dificil de todo es compartir tu vida con alguien y que ambas partes seais felices. La verdad que tu texto me ha puesto la carne de gallina y he entendido perfectamente el sentimiento, me he puesto en tu lugar y creo que es durisimo.Espero que seas muy feliz a pesar de todo. un beso

Para ti, Atenea, una manta que abrigue tus lecturas, que arrope tus textos, que dé calor a tu vida.


Baobab dijo en "¿Vaciós?":
La formula esa no parece mala,
abrazos = risas,

a lo mejor hay que elevarlas al cuadrado o multiplicarlas por el infinito amor.
bss.


Para ti, Boabab, una calculadora mágica que traduce las fórmulas en sentimientos de esperanza.


Bel dijo en "Sombras":
"A amante que no es osado, dale de lado."
"A amor mal correspondido, ausencia y olvido."

Perdona que me ponga así de prosaica con el refranero español. El poema es precioso, Gloria, pero me ha indignado el sufrimiento que percibo y me ha salido la vena materna.
Un abrazo muy fuerte.


Para ti, queridísima amapola, el rojo fuego del cariño de un abrazo, de una mirada de agradecimiento por tu apoyo, de un recuerdo acalorado en una noche de invierno.


Capitana dijo en "Empieza por C":
El poder de ver en las almas de los demás puede convertirse en una tortura más que en un don, pero el destino muchas veces está escrito, es inevitable y hay que terminar lo que se ha comenzado, si al menos podemos ver la piedra en la que vamos a tropezar no sufriremos menos, pero podremos pensar en la forma de levantarnos y curarnos las heridas recién abiertas. Las que a veces parecen más grandes, pueden ser las personas más humildes y probablemente lo que hagan sea por una razón que deberíamos respetar, pero si no hay nadie que sepa ver el alma de esa persona humilde, dejaremos que se convierta en alguien solitario y triste.
Respecto a lo que me has respondido en comentario anterior que te deje... no sé cómo lo haces, hay muy pocas personas que me hagan sentir lo que tú al hablar, inspiras un calor y una comprensión que me deja sin palabras, pero me temo que yo no reino más que sobre mi propio dolor.

Un beso con todo mi cariño.


Para ti, mi reina, un trono donde habita el sentimiento, un trono al que siempre has pertenecido.


Cristal dijo en "Gigantesca Pequeñez":
Nena, llegas hondo.
Te diría que tampoco la música tiene una utilidad práctica en este universo, pero el mundo no sería el mismo sin ella. Yo, y muchos más, queremos ese medio botón, el papel de aquel caramelo, el pétalo antiguo de ese dia especial, y aquella piedrecita de la orilla para guardarlo celosamente en nuestra caja de los tesoros. Como cuando eramos niños.

Dice la Teoría del Caos en Física Cuántica, que nada es casual Gloria, sinó causal. Y la relatividad, que el ojo del observador influye en la realidad.

Es decir, a veces, las cosas pasan porque tenían que pasar. Y todos somos generadores de realidad, la que creamos con nuestros pensamientos primero, y después con nuestros actos. Parece que te esté dando "la charla" pero de verdad creo en ello.

Un beso preciosa


Para ti, mi encantadora Cristal, el camino por andar, el futuro contigo de la mano, con tu mirada transparente y lúcida, con tu serenidad y tu cariño.


Damián dijo en "Noviembre":
Al lerte tu entrada y sus correspondientes comentarios, sonrío porque intuyo que no estoy solo en el insomne transcurso de las noches. Un abrazo

Para ti, Capitán, mi Capitán, la insomne compañía de mis letras y las de todos.


De Cenizas dijo en "Sombras":
Muy bueno, sí señora.
El final... la gran duda que sólo tú no sabes que sabes...

besos

Para ti, magnífico compositor de sueños, qué si no salvo el verso, el tuyo, el que siempre nos regalas.


Elisa dijo en "Gigantesca pequeñez":
Me encantaron tus letras una vez más, tus poemas me ponen la piel de gallina y el cuerpo en alerta. Hay días tristes donde el frío lo innunda todo, caidas y vacios de mente y cuerpo...pero los grandes espíritus -como el que te huelo- no hacen más que enriquecerse de esos momentos...un besiño

Para ti, bella Elisa, una cuerda de tu rincón al mío que una nuestros espíritus, seguir aprendiendo de tus experiencias, siempre.


Emiliakus dijo en "Caretas y Disfraces":
Todas las chicas teneis ese don, sois magas. Con una sola mirada sabeis el estado de ánimo con un 90% de acierto.

El pobre Carlos es chico, y normalmente cuando nos encerramos en teoremas, "¿y sis...?" y posibilidades diferentes, nuestra cara nos delata de manera demasiado clara.


Soy un Carlos más...


Para ti, querido Emi, tu sonrisa, la tuya, tu alma, la tuya, tu magia, la tuya, lo tienes todo, pero no lo ves, yo te lo regalo.


Fero dijo en "Para Continuar":
Para continuar
es necesario

elevar los pies

uno a uno

de la tierra al cielo.


Buscar buenas cuevas

que nos escondan del miedo.


Y acurrucarnos allí

darnos el calor

que nos robó el frio hielo.


---

saludos
tu poema es precioso,

espera haberlo continuado con éxito.


Para ti, artista, que lo eres, todo mi desvarío ante tus letras, tienes el éxito innato en ti.


Flora dijo en "Naufragios":
Gloria, a todas luces se ve que tu soledad no es infructuosa. Es hermoso el producto de tu encierro entre cuatro paredes. Me ha encantado encontrarme en tus palabras y sentirme, de algún modo, acompañada. Besos

Para ti, Miríadas, mi mano sujetando la tuya, lectora fiel de toda tu belleza.

Fusa dijo en "Escondites":
Nunca
o casi nunca

intento

morir en cada una de mis palabras.


A veces

grito en ellas,

intentando acallar los
nuncas, los siempres y los

amor mío. Y

si pudiera callar en

las palabras que escribo

o

quedarme dormida en ellas,

usaría otra forma de

expresarme.


Tengo que decirte
en estos versos,
que

uso los nuncas y los casi nuncas,

invento las muertes y los silencios. Que

empiezo a

renacer contigo

otra vez.

(Ya sabes que los poemas no son lo mío, pero la ocasión merecía el riesgo. Espero que te guste, o por lo menos que te llegue lo que quiero decirte.)

Para ti, mi queridísima F., un hogar en B con un balcón enorme hacia la vida, un rincón en mi corazón con una huella imborrable, millones de letras impresas en cada momento que respiro contigo.


Inuits dijo en "Escondites":
¿Y esa es tu mano y tu letra?
Cómo me gustan la sorpresa de las luciérnagas,hacía tanto que no las veía y como un relámpago me llevaron al jardín de casa.

Yo que vi llover luz, sostengo, que somos luz en la certeza,hoy ciega.

Inuits


Para ti, preciosa Petita, luciérnagas de día en tu mundo del cristal mágico de los sueños.


Jazziturno dijo en "Una historia en dos partes":
¡¿Os conocéis tú y mi hermana?!

Jajajaja, qué grande :)


Yo también usé la imagen de 'Passage Du Silence' (en fotolog) con este brevísimo poema:


ASÍ FUNCIONA


Si supieras

lo que pasa por mi cabeza, me amarías.

Si lo dijera, huirías.

Como lo callo, me ignoras.


Gracias por esta reflexión: ''Es curioso lo que se parece el mono al desamor.'' :)



Tú has sido mi reina y yo he sido tú tonto
Leyendo en casa después de la escuela

Me tomaste y me llevaste a tu casa

Tu padre trabajando

Tu madre salio de compras

Me llevaste a tu cuarto

Mostrándome tus cosas


Hazlo suavemente, más despacio

Más suave, abajo

Ahora muéstrame tus cosas

Envuelve tus piernas alrededor de mi cuello,

Tus brazos alrededor de mis pies,

Tu cabello alrededor de mi piel

Voy a huh, bien, bien, yeah

Se pone más duro

Se pone más duro es el primero

Se pone más duro

Está bien

Ven ahora, vamos a hacerlo

Demasiado tarde, demasiado tarde

Demasiado tarde, demasiado tarde

Demasiado tarde, demasiado tarde

¡No puedo parar, wow!

Me haces sentir bien

Gloria, Gloria

Gloria, Gloria

Todo el día, toda la noche

Bien, bien, Hey

Gloria, gloria

¡Mantén las cosas en marcha, nena!

Bien,

Bien,

Aaaa




Me encanta jajajaja.


Un besazo.


Para ti, aclamado Jazziturno, mi nombre para que lo grites por todas partes, y una promesa que ha de cumplirse.


Laura dijo en "Vacíos":
Me uno a las voces de ánimo que te intentan transmitir que las malas rachas pasan. No siempre se pueden vivir momentos maravillosos, hay épocas en las que pedimos que las cosas no cambien, no se muevan de ese estado de bienestar que tenían, pero es inevitable. Es importante, eso sí, que no falten los abrazos. Nunca. Desde aquí te mando uno. Un saludo

Para ti, niña de trenza preciosa, la voz para que no te detengas, para que continúes con tu verdad; y mi abrazo, por tanto regalo, gracias.


Laura dijo en "Una historia en dos partes":
Gloria... me he quedado paralizada. Me encuentro en ese mismo instante del que hablas... y así me voy descalza, deseando oir su voz desconocida...

un abrazo

Para ti, querida Laura, tengo una almohada de plumas donde sueño con tus verbos.


Lena dijo en "Mis primeras palabras escritas":
OHHHHHHHHHHHH

Me morí.


(jajaja)

De ternura y de todo.


Como una cucarachita fumigada quedé.

Patas arriba.

(Tengo un hermanito, 10 añoes menor que yo, y lo ADORO)

Qué bellos los dos!


Dios.


Gloria...que tengo una edad...que los ataques de amor si no me matan, me quedan fatal...


jajajajaja


ayns...


Besos, millones de besos, para los dos!


Para ti, Lena querida, tengo un espejo en el pecho que reluce desde que te conozco, un amor culinario recién descubierto, y una isla maravillosa llena de tus orillas.


Malcitania dijo en "Como vosotros":
Estamos aquí para algo, para una búsqueda que no se acaba de comprender hasta que se respira por última vez, y es que es la naturaleza humana tan curiosa..., tan ansiosa de buscar y encontrar, porque la búsqueda por si sola frusta si no obtiene resultado. Y para eso estamos los amigos, mi querida científica (yo te comprendo bien), para ayudarnos a encontrar o para aliviar esa frustración del que busca y busca sin hallar. Un abrazo virtual, de esos que quitan el hipo.

Para ti, querida Elisa, la ciencia de la vida, de la sensibilidad y de la risa.


Malvada Bruja del Norte dijo en "Sombras":
Me encanta, hoy tenemos las preguntas, e intuiciones y las respuestas...Bello, Gloria, muy Bello. Eres la Reina de las Emociones hechas verso!

Para ti, mi sabia Brujita, la admiración más profunda hacia tu prosa, auténtica magia hecha palabra.


Marcelo dijo en "Gigantesca Pequeñez":
Se adivina el sufrimiento, y no puedo abstraerme para preguntarte como estás. Perdona. Porque lo que has escrito es tan maravilloso, que me siento ese tornillo, ese botón, la llave o el clip que se sienten inútiles a la vez. Pero debo decirte que se han fugado de cárceles con un clip (debo decírselo también a mi convicto, se me escapó) y que hay tornillos sueltos que terminan sosteniendo catedrales.
No olvides que lo raro, lo única y auténticamente raro que nos sucede, es vivir.

Un beso


Para ti, argentino del alma, la música que transporta, la música que adormece, la música que enamora.


Mirada dijo en "Recordando":
Eres un amor, no puedo más que abrazarte, gracias a ti, siempre...
decirte que si, que te entiendo, mucho más que entenderte, siento, empatizo tal cual con tu sentir...

¡qué bella que eres! Muchísimas gracias por este regalo que nos has hecho, eres extraordinaria.

Y no sólo por recordando, por todo tu sentimiento en cada texto que has publicado, que te has derramado, y tus palabras en estes comentarios de hoy... ¿cómo explicarte que me nace recogerte?

Es una belleza, no se puede perder.

No mereces sentir que se pierde.

Todo lo que se da se gana.

Tienes mis manos, mi mirada... bueno aquí estamos.

Miles de besitos, bella.


Para ti, preciosa Mirada, el arrullo del agua acariciando tu sonrisa.


Monika dijo en "Para Continuar":
Tiene un especial sentido esta poesía para mi hoy.

Porque de mi vieja casa vino el recuerdo de antiguas cicatrices...

Y de allá vengo, de limpiar los restos, traer algunas cosas olvidadas, y ocupada de ausencias de llantos , de duelo.

Los cambios y el tener que dejar gente querida, me hacen mas efecto de lo pensado, pero no vuelvo atrás , mi terreno está limpio.

Emocionada

Monika


Para ti, Monika, un cofre lleno de sueños que te hagan caminar hacia adelante.


Noriako Agashashi dijo en "¿Vacíos?":
"Vacíos de un mente, de un lugar de un todo que hace nada. Una infinita oscuridad que te persigue y cubre de manera increíble tus pensamientos, te hace dudad, cuestionarte...dolor...el finjir una sonrisa ya que poco a poco sientes como la tuya se pierde...más, sólo puedes soltar un suspiro arrancado de tu propio vacío que intentas llenar..."

EXCELENTE ESCRITO!


^^, CONGRATULATIONS!



atte:


N.Agashashi


Para ti, Noriako, tengo un libro en blanco, abierto por la página en la que comienzan tus letras a brotar.


Olvido dijo en "Déjame aprender de ti":
Pura metáfora agarrada al muro.
Un placer Gloria

Buenas noches


Para ti, querida Olvido, tengo unos ojos expectantes y abiertos a tu mundo, lleno de rincones por descubrir.


Pedro dijo en "Gigantesca Pequeñez":
Qué casualidad, precisamente necesito medio botón para unirlo a otro medio botón que me encontré en una esquina del alma.
Los pegamos y lo cosemos a la camisa de la esperanza. ¿Qué tal coses?

Nos ponemos esa camisa, una manga cada uno, y nos vamos de fiesta.

Nos reímos hasta que amanezca.

Nos besamos hasta que nos duelan los labios.

Volvemos y dejamos ese botón en el cajón de los sueños cumplidos

Y empezamos de nuevo.

¿si?


Para ti, maestro, tengo mi boca esperándote cada martes, mis ojos leyéndote cada día, mi corazón entregado a ti, porque eres único.


Ricardo dijo en "Las Noches del Buzo":
Admirable poema, te dejo uno que publiqué en mi libro Transparencias y que tiene que ver mucho con el nombre de tu blog.

Un abrazo.


SUPERVIVENCIA


Lo raro, lo increíble, es existir.


Vivimos angustiados en el lodo,

intentando descifrar mensajes

que nos ayuden a sobrevivir,

y sólo encontramos piedras

que se agitan como el viento

en un baile frenético, interminable,

de pasos perdidos en la tarde.


Lo raro, lo increíble, es existir.


Para ti, Ricardo, aprender de ti, de tu experiencia y tu saber, en esto que llamamos escribir (vivir)


Roberto dijo en "¿Vacíos?":
no lo puedes decir más claro...escribes sobre el sufrimiento y el miedo, ya la incertidumbre con una madurez y una racionalidad acojonantes...Me he quedado impresionado.

Pero recupera tu sonrisa, seguro que es demoledoramente hermosa


yo también te sigo leyendo


Para ti, poeta de mis noches, la ecuación revolucionaria de los sentimientos, tus letras, tus sueños.


San Tiago dijo en "Sombras":
Prima, voy a dejar de leerte, estos post solo me hacen pensar y recordar, y, ains, después solo me apetece emborracharme.

Para ti, primo-tío, tengo una borrachera guardada, pero no se bebe, se lee, llegará pronto.


Silvia dijo en "Carta":
.....yo Silvia y tú Gloria, quién es quien en ese libro ¿?; deja que lo relea y te diré. Lo del perdón justo en esta carta (otra dentro de las infinitas...)no procede; son muchos los momentos eh? y eso que te has quedado en la baja intensidad de los años porque si escribiésemos sobre la alta de nuestros meses.,....jeje. Yo también te quiero; ¿sabes la única cosa que no haremos? y en eso me equivoqué: ir cuando tengamos 80 años a ese programa de la tele. Por lo demás....La vida espero nos tenga muchas liebres dormidas en el erial.

PD. pense escribir como anónima y guardar el misterio...pero porq?


Para ti, Grande, muchos momentos, muchos sueños que quiero compartir contigo, muchos "lo siento" aunque los odies, todos los "gracias" que me queden por decirte, y por supuesto liebres dormidas, todas las que el erial permita esconder.


Sol dijo en "Escondites":
"..Soy alas de nube"...
Es como sentirse aliviado y libre con las personas que te transportan a esos lugares .. UNION DE ALMAS .. MAS ALLA DE TODO!!! Besos cielin .. llenos de luz como siempre..acompañando a las de las luciernagas.que hace mucho no veo.. pero estan... Pasa un lindo jueves!!!


Para ti, Sol, qué tener para ti sino luz, toda la del mundo recogida para ti, para que nunca se te acabe y sigas iluminándonos.


Sra. Rutina dijo en "Naufragio":
Esta entrada me ha hecho soltar una lagrimilla.
La de veces que me he sentido así...

Es increíble cómo puedes identificarte tanto con palabras que no has escrito tú.


Un abrazo
.

Para ti, preciosa Rutina, la llave de mi mundo, para que no dejes de regresar.


Temor como agravio dijo en "La Realidad":
Hace poco hablaba con la mujer de mi padre sobre el valor de la palabra. Yo creo que soy de esos pobres ilusos que piensan que la violencia es lo que queda cuando alguien no dá de más con la palabra, cuando la intolerancia supera lo que podamos decir. Me ha encantado como lo has relatado, y también pienso ahora que puede haber violencia en la palabra. De hecho, puede herir tanto o más que un cuchillo o una bala.


Vaya, estoy desvariando...


Un beso :)


Para ti, querido Pedro, toda la suerte del mundo con tus acordes, y con tus letras, que no dejes las letras nunca.


Una Vida lo que un Sol dijo en "Como vosotros":
sisi
yo también lo veo

la foto tan linda es un acto fallido!

(el mismísimo freud lo diría!)

las cosas bellas se tiñen de tristeza, a veces... por eso no dejan de serlo...


quizá el secreto esté en no buscar nada
y ahí lo encuentres.

un beso.

:O)


Para ti, mi dulce niña, el secreto, mi secreto que espera paciente en un rincón durmiendo, mientras, la sonrisa.


Verbo... dijo en "Las Noches del Buzo":
Que belleza !!

Que lujo y que dicha poder estar en esos centros, disfrutando de arte, poesia, música, etc.


Gracias por compartir


:)


En cuanto al poema,

me quedo por el sueño herido, asi estoy ...


Un abrazo ♥


M.


Para ti, querida, un cómodo lugar para tus visitas, para que sientas que estás aquí junto a mí, como yo os siento cada vez que venís.


ZenyZero dijo en "Sombras":
La ausencia también es un líquido.
Pegajoso si lo tocas,

amargo si lo pruebas,

resbaladizo si lo pisas.


Mezclas de brujas,

hechizos macabros.

Un poco de nostalgia,

una pizca de rabia,

otro tanto de soledad,

un puñado de dudas

y un kilo de recuerdos.

Todo al saco del alma.


No te rompas, Gloritxu.

Y si te rompes,

ya voy yo y te recompongo.


Con el pegamento de mis labios.


Un abrazo

Chuff!!


Para ti, mi queridísmo Zen, tengo una imagen de ti en mis retinas, te veo tranquilo en la orilla, junto a tu barca, con los ojos en el horizonte, feliz, sonriente, y abrazado por nuestras palabras, que te seguirán acompañando a donde tú quieras ir (siempre Chuff!!, te pienso)


P.D. Por favor que me perdone todo aquél que no se encuentre aquí y que haya pasado o vaya a pasar alguna vez por el blog.

Millones de gracias (sé que soy pesada, no me canso)

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Gracias


Mientras pensaba en lo que quería deciros a todos, mientras inventaba sueños para estos días y rebuscaba en mi baúl personal del año que se acaba, sólo acertaba a ver las miles de sonrisas que me habéis arrancado en estos meses. No sé cuándo, no sé cómo, no sé por qué, demasiados los interrogantes, pero lo que es seguro es que os pienso, y en cada brindis que haga tendré un recuerdo para cada uno.
Sólo GRACIAS. Sólo NO DEJÉIS DE SONREIR.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Humo


Llegué por fin a mi cuarto, cerré la puerta y me senté en la cama. No podría calcular cuánto tiempo estuve así, sentada y perdida. Supongo que necesitaba un momento para regresar, para situarme en el horario, en las miradas, en los objetos que formaban parte de mi cotidianidad. No conseguía apartar los ojos de mi maleta, con la cabeza entre los brazos y una sensación de nostalgia ahogada, en parte por los comentarios de fuera, en parte por mis pensamientos. La maleta, mi maleta no era la misma que llevé días atrás, pero qué esperaba si yo tampoco lo era, yo no era la misma, y lo peor, no sabía si quería serlo. Tenía dos opciones, asumir el cambio, y en consecuencia todas las cosas contenidas en mi nueva maleta, o volver a recuperar mi antiguo yo, quedar los recuerdos en eso, recuerdos, y dejar de mirar de una maldita vez la maleta. Parecía simple.
El sonido repentino del móvil me sacó por un segundo del ensimismamiento y me metió un miedo en el cuerpo que se multiplicó por mil cuando acerté a ver quién me estaba llamando.
- ¿Si? - al oírme descubrí que estaba aún más temblorosa de lo que pensaba.
- Lo único que acierto a hacer desde que llegué es mirar la maleta. ¿A ti también te pasa?
- No - no estaba pensando mentir, pero me salió.
- No me lo creo. Entonces... ¿todo bien? No te sientes...
- Todo bien.
- No volveré a llamar. ¿Es eso?
- Es eso, no vuelvas a hacerlo, por favor. Ya lo hablamos todo.- el temblor desapareció por completo y sólo se intuía tristeza.
- Sé feliz entonces.
- Y tú...
A continuación, el odioso sonido del corte de la comunicación.
Comencé a llorar con la rabia que había contenido durante todo aquel tiempo, odié el móvil, odié aquel sonido, odié la voz de aquella conversación y principalmente comencé a odiarme a mí por haber decidido que los recuerdos sólo fueran humo guardado en una maleta vieja.

lunes, 15 de diciembre de 2008

¿Vacíos?


Siento el vacío llenándome,
o
scuridad que acecha mi mañana,

s
ólo soledades


Últimamente todo es espesura y cuestas arriba, llenas de angostas esquinas en donde habita el frío. De cuando en cuando viene un rayito de calor que me recuerda cómo era mi risa. Pero la luz se queda y el calor se va, y todo es ausencia y huecos vacíos en la memoria. Habitaciones llenas de trastos sin dueña. No te busco, no te espero, pero tú no dejas de venir, y ya no sé si quiero dejarte entrar o seguir manteniéndome en el filo de lo imposible hasta que mi alma se agote de tanto malabarismo.
Y te quiero, y me quieres, y seguiremos investigando cuál es la fórmula para sufrir menos, ya que no podemos dejar de sufrir, que además es lo nuestro, que no hay quien sufra más y mejor que tú y yo. Si quieres seguirán lo abrazos, a condición de que continúe la risa, de ti depende que no se me olvide cómo era aquello...

miércoles, 10 de diciembre de 2008

En tus manos



A tu merced
(duele)

La impresión
de tu fuego
en el devenir
de las horas
(quema)

A tu voluntad
(hiere)

Mi quiero
mitigado
en el umbral
de tu espera
(sangra)

A tu antojo
(golpea)


lunes, 8 de diciembre de 2008

Para continuar


Para empezar, el cielo,
para continuar la risa
con gotas
en el firmamento.

Después vino el recuerdo
de antiguas cicatrices con
nombre propio
sin rostros ni miedos.

Sin huir del frío
en la góndola
sin remos
ocupada de ausencias,
de llantos, de duelo.

Busco cuevas
que escondan el
mirar de los que
acechan.

Tu terreno está limpio,
no vayas
al hielo.

Para ti, Alfaro, porque es tuyo, porque nació de ti.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Gigantesca pequeñez


Una mañana más de invierno, una mañana más de sábanas pegadas, de frío en los huesos, de sonrisa fingida al cruzar la puerta, una mañana más de letargo en mi alma. Ni siquiera sé decirte cuánto tiempo llevo así, yo que siempre he tenido controlado el tiempo pensando que dominaba las horas, que eran mías. Qué equivocada estaba. El tiempo me mece en su juego como el viento mece a las hojas, y ya no opongo resistencia, ya no importa. A cada momento que pasa, a cada golpe de aguja, soy más y más consciente de mi levedad, eso me has enseñado, cuán nimia soy.
Sigo en el trabajo, sigue la mañana, y el invierno no se apiada de nadie, incluida yo. Tan relevante como nada. Tan prescindible como todo. Me abstraería de la escena porque ya no lo soporto, la voz de esa chica amable que explica con una sonrisa cuáles son los pasos a seguir me abruma, no soy yo, porque lo que yo necesito esta mañana es... no lo sé y no importa, vuelvo a la sonrisa falsa, me ayuda a no pensar en ti. Tendré que terminar el día con los huesos hechos añicos de tanto forzar el gesto, con los músculos estáticos de disfrazada normalidad
Sé que no debo estar sufriendo más que cualquier otra persona que haya perdido su centro de gravedad, sé que no debe tener más importancia que la de que pase ese tiempo que tanto me domina. No debe ser grave. Y si algo no ha cambiado es que me siento tan pequeña como cuando tú eras en mi vida, sin embargo ahora soy además de muy pequeña, inservible, inútil en medio de la utilidad.
Ya no puedo ser llave para abrir almas, cambiaste la cerradura. Tampoco puedo ser tornillo que adhiera los recuerdos, tú tiraste los muebles. Y no puedo ser alcayata que exhiba un corazón porque derrumbaste las paredes. ¿Un clip, un clip solitario? ¿para qué si no hay unos malditos folios? Ni para arropar de este frío sirvo porque me partiste a la mitad, porque no puedo ser botón que busque su ojal. Me he convertido en un botón partido a la mitad que no sirve para nada entre la gigantesca pequeñez del mundo.


miércoles, 3 de diciembre de 2008

Una historia en dos partes


Desde la distancia, entre el bullicio, te presiento acechante. Sé que me estás observando, y cada vez que intento un movimiento no puedo evitar que sea para ti. He pasado dos horas ante el espejo seleccionando cuidadosamente cada detalle con la absoluta seguridad de volverte a ver, y allí estás. Nos frecuentamos en silencio desde hace demasiado y aún no sé tu nombre, y tú no sabes mi nombre, me encantaría poder susurrártelo y que me lo gritases desde la otra punta sólo para mí. Me pregunto si tu voz es tal como la pienso, me pregunto si tus manos reconocerán mi cuerpo, me pregunto si tus labios saben a deseo. Todo son preguntas tras tus ojos, tras esa maldita sonrisa que me devora de forma inquietante hasta vaciarme por completo. No me atrevo a acercarme, tampoco me atrevo a marcharme. Mientras ardo de deseo, me desvanezco ante tu presencia, al tiempo que todo mi cuerpo te suplica que me arropes, acércate a mí, ven a mí... camina por favor, ¿no ves que me bloqueo?
Debo haberlo gritado en lugar de pensarlo porque acabas de soltar tu copa y vienes hacia aquí, creo que no puedo mantenerme en pie. Estás a dos metros escasos, nunca hemos estado tan cerca y me llega tu olor, por fin te respiro, y justo antes de morir de éxtasis coges mi mano... Esto no puede estar pasando. Nos miramos a los ojos, yo no parpadeo y tú tampoco, nos miramos más cerca de lo que jamás soñé poder estar contigo, y tú mantienes mi mano entre la tuya, y sonríes, esa maldita sonrisa.
No consigo decir nada, había ensayado tantas y tantas conversaciones para nada, aunque me da la sensación de que no te preocupa demasiado, te gusta el silencio como a mí, por eso nos hemos amado tanto en silencio.
Pero necesito oirte, necesito hablarte. Te lo pido con los ojos, suplicante, y tú como única respuesta giras mi mano y me das un papel antes de marcharte, no sin antes sonreírme de nuevo.
Absorta con tu imagen, espero a que tu figura desaparezca tras la puerta del local. Abro el papel que me has dejado: una dirección, sólo una dirección, y en mayúsculas leo TE ESPERO, NO TARDES.
No lo dudo ni un momento, ya sabía que sería esta noche, por fin te diré mi nombre.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Las Noches del Buzo

(foto de Alex)

Éste era el título del recital, un homenaje a Manuel Pacheco al que asistí el sábado noche en el Centro de Ocio Contemporáneo (COC) de Badajoz. Con la voz de Juan Crespo, amante de la literatura en esencia pura, y con la música de Lolo Iglesias y Raúl Fernández, músicos extremeños de los que emanan magia, vivimos un ambiente artístico de esos que te acaracian el alma, que te envuelven en una atmósfera creativa difícil de reproducir.
Os parecerá curioso, o no, vosotros diréis, pero mientras escuchaba los versos de este paisano insigne, pensaba en cada uno de vosotros, había un poema y una melodía para cada uno, y como no pudimos compartirlo físicamente no he podido evitar hacer un pequeño recordatorio aquí de la que fue una noche especial.
Para vosotros este poema, que espero os inspire como a mí en esos momentos en los que la frustración viene a reclamarme.

A LOS POETAS, EN LA FIESTA DE LA POESÍA

La antorcha del almendro

enciende su luz blanca,

la tierra se tiende estremecida

como cuerpo desnudo de muchacha.


Hoy tengo el sueño herido

de pálidas nostalgias.

Me suena en las fuentes de mi pulso

el beso azul del agua.


A vosotros, hermanos de la rosa,

que tenéis un lucero en las entrañas,

en la boca el sonido de un cuchillo,

en la frente el secreto de las alas.


A vosotros que estáis sobre la tierra

como arcángeles blancos de esperanza

y regáis en el mundo la semilla

de vuestra dulce hermana.


Mi canto, estirpe de jardines,

ramo de sangre

quiere quemar vuestra alma

con el limpio metal de la palabra.


La poesía está para salvarnos.

Sembradla sobre el mundo que se pudre,

haced que nazca nuevamente el alba.

Manuel Pacheco

jueves, 27 de noviembre de 2008

Sombras



Me estoy rompiendo por dentro
de la rabia que me da intuirte,
miestras sospecho a cada instante
que persigues mis pasos
acompasándote a mi pulso.

Estoy aquí
soy por ti, mis emociones
son realidades hechas nube.

De reojo,
casi con timidez pueril,
busco tu sombra tras de mí,
dándome de bruces con
la soledad del viento.

Y tú te empeñas en
no verme, mientras te
amo sin remedio.

Tal vez inventé tu alma
sangrando en mis recuerdos
teñidos de nostalgias,
tal vez sólo existes
porque necesité de tu existencia.

Me consumo ante tus dudas,
en el líquido de tu ausencia,
ya no me ves, ya no te siento.

No sé si estás.

No sé si eres.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Hoy vino el silencio


Así como del fondo de la música
brota una nota
que mientras vibra crece y se adelgaza
hasta que en otra música enmudece,
brota del fondo del silencio
otro silencio, aguda torre, espada,
y sube y crece y nos suspende
y mientras sube caen
recuerdos, esperanzas,
las pequeñas mentiras y las grandes,
y queremos gritar y en la garganta
se desvanece el grito:
desembocamos al silencio
en donde los silencios enmudecen.

Octavio Paz, Silencio.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Basta


Basta, no soporto tu mirada,
no soporto tu inquisición en mi alma que por más que lo intenta no sabe ocultarte nada.

Tu pureza sobrepasa mi armadura,
me deshace dejándome vertida sin compasión.

No soporto tu inmaculada transparecia, basta,
me derrites, para.

Tú no puedes cerrar tus ojos y yo, inmóvil ante ti,
no sé borrarme de tu memoria.

Saldré corriendo,
la próxima vez no pararé por ti,
aunque mires triste, no me importa,
porque yo también te miro triste pero tú no haces nada,
porque yo te hablo, te busco, te siento y tú no ríes para mí.

Ya no me basta tu mirada, para,
me vierto, para.

Saldré corriendo.

Ah,

¿que no tienes boca?

perdona,

me siento,

yo reiré por ti.

(foto de Verónica, muchas gracias)

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Escondites


Fundidos mis miedos
ubicados los cuentos
soy tú
ahora, te río.

Tomo tu aliento,
inhiesta mi alma
espero, quieta,
(nocturno el día)
espera, te río,
soñé que te veía.

Unes mundos sola,
no tienes prisa.

Despegas los pies
oteando el cielo,
nubes de vida.

Uniré mundos contigo,
soy alas de nube.
Abres, te río
(luciérnaga en el día)
océano de vida.


(Alex cazó este momento, es por él que no he cambiado ni una coma)


sábado, 15 de noviembre de 2008

Mis primeras palabras escritas

(mi hermano, creo que tendría como un año, o menos)

Llevo tanto tiempo escribiendo que no sabría ubicar el primer momento. En cambio, recuerdo las primeras palabras, las recuerdo perfectamente. Fuera de la cartilla de caligrafía del colegio, lo primero que escribí por mí misma fue: Gloria tiene un hermano. El hermano de Gloria se llama Antonio. Y ahora, justo ahora que acabas de marcharte, pensando en que no recordaba haberte escrito nunca, se ha dibujado esta frase en mi mente. Me ha sorprendido tanto mi descubrimiento que no he podido evitar escribirte, creo que por primera vez en mi vida.
Sólo nos llevamos dos años y medio y eres mi único hermano, nos hemos peleado hasta la saciedad y todos dicen que no nos parecemos en nada, el día y la noche, dicen, pero aunque es cierto que tenemos muchas diferencias, a mí me gustan más los parecidos, las cosas que nos unen, esas pequeñas cosas que no se pueden explicar y que nos identifican como hermanos. Tenemos gustos parecidos, amamos la lectura y la música, nuestros amigos son más que familia y nos reímos de nuestra sombra, sólo que tú lo haces abiertamente (hasta descarado podría parecer a veces) y yo desde dentro, porque nuestra mayor diferencia es que yo soy demasiado reflexiva, demasiado "triste" y tú eres la vida hecha persona. A pesar de todos los consejos de hermana mayor, de mi herencia (me viene de mamá, y yo diría que es más contagiado que genético) de preocuparme en exceso por todotú me has enseñado bastante más de lo que aparenta, a pesar de no hablar apenas salvo cuando coincidimos en casa (con muy poco frecuencia), siempre he sabido y comprendido tus sueños e inquietudes, a pesar de no ser cariñosos y de no habernos dicho jamás el uno al otro que nos importamos, no te imaginas cómo te voy a echar de menos. Siempre he presumido de hermano, siempre he estado orgullosa de ti, incluso cuando no hemos estado de acuerdo y no nos hemos comprendido, porque sobre todas esas cosas que pudieran parecer vanales, de repente, con una única frase, me dabas una lección de madurez (de esa que se supone que no tienes y de la que yo soy la única poseedora) que me quedaba sin palabras, a mí, que no callo ni debajo de agua. Es verdad que eres un despiste, pero que te voy a decir yo que vivo en un mundo que ni yo misma comprendo, y es verdad que parece que no te interesas por nada (he escuchado tantas veces frases de las de: "¿tu hermano? a su bola no, él a lo suyo, como siempre"), pero coges, de repente, y te vas un año (doce meses, cuarenta y ocho semanas ni más ni menos) de voluntario a Guinea-Bissau. Y a ver qué se dice ante eso, explicamelo tú, porque yo no sé que decir, no sé que escribir, no sé que inventar. Y a ver qué hacemos con mamá que sabes como es, que si por ella fuera te hubiese encadenado en casa o se hubiese metido en tu maleta. Y a ver qué hago yo sin ti estas navidades en casa, cuando en medio del jaleo nos miramos tras esas frases típicas de todos, ya sabes, y nos reímos de nada y de todo. Y a ver qué hacemos todos sin ti ahora, a ver, a ver cómo vas a volver si cuando te conozcan allí no te van a dejar marchar, que es lo que teníamos que haber hecho nosotros, si es que serás... serás... No sé qué serás, pero de momento eres increíble y eres mi hermano, y no dejas de regalarme excusas que me hagan presumir de ti, aunque ahora mismo te odie por haberte ido y no poder llorar porque te entiendo, te aplaudo y te envidio (alguien tendría que quedarse para contarlo todo ¿no?).
Cuídate mucho, y sobre todo aprende, aprende de toda la gente maravillosa a la que vas a conocer para que podamos aprender nosotros a través de ti.
Un abrazo, Xikito.

(mi hermano y yo en un concierto, foto de Alex)

P.D. Espero que de cuando en cuando grabes el sonido de tu guitarra, que ya lo echo de menos.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

La casualidad (I y II)

Hoy es miércoles, un miércoles como otro cualquiera (para algunos un miércoles especial, y desde aquí mis felicitaciones). Pero basta tener la actitud necesaria para comenzar a ver señales por todas partes. Algo así es lo que me ha sucedido hoy, un día lleno de casualidades impresionantes, de las que te hacen temblar, de las que te suben por el cuerpo como un bichito curioso... Pero siento deciros que no os voy a contar ninguna de estas maravillas del día de hoy, al menos de momento, porque estoy en una situación de divagaciones máximas y sería la mayor de las torturas para cualquiera de vosotros. Os quiero lo suficiente como para no haceros eso. La cuestión es que tantas coincidencias y sorpresas me han hecho reflexionar, me han recordado una entrada que escribí hace meses (La casualidad) y que he decidido retomar, con pequeñísimos cambios:

A lo lejos se oían los primeros sonidos del alba, perezosos, distraídos, distantes, como ella ahora, observando su figura en el espejo de su habitación tras una larga noche de insomnio. Dos ligeras sombras hacían compañía a sus ojos, delatadoras crueles de su delirio, de aquella preocupación dolorosa que le revolvía lo más profundo de sus entrañas. Su cabello, tan negro como sus ojos, como su tez y como ella misma, le caía por los hombros del mismo modo que aquel que se abandona a las caricias: entregado, satisfecho. Lástima que ella no pudiera verse, lástima que sus pensamientos volaran tan lejos de aquella imagen perfecta.

El día anterior había sido bien distinto, el día anterior aún confiaba en un final feliz para su historia de cuento. Fueron meses de sueños profundos, de conversaciones en silencio en medio de las salas más concurridas de la ciudad, de suspiros entrecortados por las esquinas de los parques, de mejillas sonrojadas cada vez que el camp
anario de la iglesia anunciaba las ocho de la tarde, de conversaciones ensayadas una y otra vez a la espera de la oportunidad que ofrecía la oscuridad de la noche.

Fueron meses del romance más apasionante que jamás podría haberse imaginado.

Cada mañana adornaba su cuerpo desnudo con movimientos suaves, con parsimoniosa ceremonia, simulando que sus propias manos eran las manos de su amante. Se regocijaba en la idea de ser redescubierta en cada rincón de su ser de nu
evo, hasta el punto de perderse en el calor de sus pensamientos. Eran minutos que saboreaba con la frescura de la juventud, con la belleza de la juventud, con la pasión de la juventud. Rozando la lujuria de la que había oído hablar y con la sonrisa de quien se retuerce de placer, mordía la almohada de su lecho hasta morir en el amanecer...


Pero aquel amanecer, aquella mañana de otoño, la tristeza comenzaba a inundar sus entrañas.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Como vosotros


" Casi todo me atrae. Sin embargo se alberga en mí algún buscador infatigable. ¿Por qué no hay un descubrimiento de la vida? Algo para ponerle las manos encima y exclamar: "¿Es esto?" Mi depresión es un sentirme acosada. Estoy buscando: pero no, no es eso… no es eso. ¿Qué es entonces? ¿Tendré que morir sin haberlo encontrado? Y luego (como anoche, cuando atravesaba Russell Square) veo las montañas en el cielo: las grandes nubes; y la luna que se está alzando sobre Persia; tengo una grande, sorprendente impresión de que hay algo allí, que es "eso"? No es exactamente la belleza a lo que me refiero. Quiero decir que la cosa en sí basta: es satisfactoria; acabada. También una impresión de mi propia rareza, de la rareza de estar caminando sobre la tierra. También está ahí, la infinita extrañeza de la posición humana; estar atravesando Russell Square, con la luna allí arriba y las nubes como montañas. quién soy yo, qué soy, y todo el resto; preguntas que siempre flotan en torno: y de pronto doy de narices con algún hecho concreto -una carta, alguien- y vuelvo a ellos con un gran sentimiento de frescura. Y así continúa. Suelo toparme frecuentemente con este "eso", y experimento entonces un gran reposo. "

Virginia Woolf, Diario de una escritora



Tengo que confesar que hoy me he sentido justo como explica Virginia Woolf en este fragmento. Sentía la necesidad imperiosa de encontrar un "algo" que me ayudase a avanzar, buscaba experimentar ese "reposo". Por suerte, cuento con buenos amigos que me echan una mano, que conocen de la importancia que para mí tienen las imágenes en momentos así. Santi me ha regalado esta foto y he conseguido respirar tranquila:

¿De qué me preocupo si no importo?
Si a penas existo,

si a penas perduraré en el tiempo.


Vosotros

quiero ser como vosotros
vida, sombra, silencio,
como vosotros
tocar el cielo
quiero ser como vosotros




domingo, 9 de noviembre de 2008

De nuevo Sabina


Puedo ponerme cursi y decir
que tus labios me saben igual que los labios
que beso en mis sueños,
puedo ponerme triste y decir
que me basta con ser tu enemigo, tu todo,
tu esclavo, tu fiebre, tu dueño.

Y si quieres también
puedo ser tu estación y tu tren,
tu mal y tu bien,
tu pan y tu vino,
tu pecado, tu dios, tu asesino…

O tal vez esa sombra
que se tumba a tu lado en la alfombra
a la orilla de la chimenea
a esperar que suba la marea.

Puedo ponerme humilde y decir
que no soy el mejor
que me falta valor para atarte a mi cama,
puedo ponerme digno y decir
“toma mi dirección cuando te hartes de amores
baratos de un rato… me llamas”.

Y si quieres también
puedo ser tu trapecio y tu red,
tu adiós y tu “ven”,
tu manta y tu frío,
tu resaca, tu lunes, tu hastío…

O tal vez ese viento
que te arranca del aburrimiento
y te deja abrazada a una duda,
en mitad de la calle y desnuda.

Y si quieres también
puedo ser tu abogado y tu juez,
tu miedo y tu fe
tu noche y tu día.

Tu rencor, tu por qué, tu agonía…
o tal vez esa sombra
que se tumba a tu lado en la alfombra
a la orilla de la chimenea
a esperar que suba la marea.

Joaquín Sabina, Física y Química.

Cuando los kilómetros son mucho más que distancia, cuando los recuerdos te invaden sin piedad, cuando los errores son irremediables, cuando las oportunidades ya no son para mí, la música y las palabras me arropan en este otoño cada vez más frío, cada vez más cercano al duro invierno. Las lágrimas resbalan limpiándolo todo y el recuerdo podrá envolverse con una sonrisa de nostalgia.
(Probablemente nunca te he merecido y lo asumí hace ya tiempo, pero hoy has venido a mí en sueños a susurrarme de nuevo esta canción y tenía la chimenea preparada...)

viernes, 7 de noviembre de 2008

Y llegó el grito

Y llegó el grito,
en medio de la noche
directo al alma
,
en medio del recuerdo
,
la envoltura del pánico
el contagio del miedo
.

Y llegó el grito
,
tembló tu cuerpo

vibró mi calma,
estáticas de movimiento,
en un sueño mágico,
corpóreo lo etéreo.


Y huyó el grito,
despiadada burla
en su partir airoso,
buscas sus pasos

rastreo su aspecto,
no hay respuesta a nuestros ojos.

Y huyó el grito,
nos miramos
nerviosas reímos
palpitantes de liberación,
¡era sólido! exclamas

¿ha vibrado? te digo

Y huyó el grito
reímos, reímos, reímo
s


(éste es tu color)



jueves, 6 de noviembre de 2008

Gracias


Esta mañana me he encontrado con este regalo en el sitio de Miríadas. Y tengo que deciros que entre mi sorpresa, mi agradecimiento y mis dudas sobre si realmente lo merezco, me encuentro un poco abrumada, por lo que os pido disculpas de antemano por si no consigo ordenarlo todo.

En primer lugar, Miríadas muchísimas gracias, tus poemas dejan en mí más huella de la que a veces puede parecer en mis comentarios, pero sospecho que tú eso ya lo sabes. Me alegra saber que participo de alguna forma en tus versos, es todo un honor.

Huellas, huellas, huellas... Es curioso porque anoche, en medio de una conversación muy larga, llena de claves y secretos, también hablamos sobre las huellas que nos dejan y dejamos, sobre lo enriquecedor que es este ejercicio de las palabras compartidas, y ahora este regalo... otra señal, otro apoyo para seguir caminando.

Lo siento mucho pero no puedo hacerlo, no puedo decidir cinco blogs para esto, ¿sólo cinco? imposible, porque TODOS dejasteis, dejáis y espero que sigáis dejando huella en mí, lo siento pero tendréis que compartirlo, espero que no os importe dividirlo en tantos trocitos, os aseguro que todos tienen un valor infinito.

También me tendréis que disculpar por algo más (y ya son tres veces), porque, de entre todos, necesito dedicárselo especialmente a Silvia, porque si hay alguien de quien yo pueda decir que ha dejado huella en mí es ella. Este blog nació por ella, mi amor por la palabra nació con ella, y mucho de lo que soy, mucho, es por ella. Es muy probable que no lea esto, está muy lejos, regalando trocitos de ella por África, practicando su amor por la vida y los que viven, rescatando sonrisas de niños, consolando lágrimas de madres, construyendo puentes, en definitiva, dejando su huella en el mundo. La que dejó en mí es imborrable.




Un millón de gracias a todos, y para todos este premio

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Parando un momento


Volver a ti
entre tus calles, entre tus huecos
volver a mí
a reencontrarme con mis anhelos

Perderme en ti
en tus palabras, en tus silencios
perderme en mí
en el espacio de mis secretos

te echo de menos

lunes, 3 de noviembre de 2008

Empieza por C


Querido diario:
Hoy las baldosas eran como arena de playa bajo mis pies, y la luz, tenue, discreta y cómplice de mis pensamientos. Hoy no voy a quejarme, ni a pedirte, ni a llorarte, porque hoy ha sido un buen día, querido diario. Las miradas de lástima no han desaparecido, son más intensas, y las palabras de fingido intento de comprensión son cada vez más hirientes, todos buscan en mí una forma de ahogar sus sufrimientos, pero no han conseguido empañar mi gran día. Porque hoy, querido diario, alguien estaba distinto, alguien no sólo me ha mirado sino que me ha visto, y yo a él, hasta hoy no le he descubierto, y ha sido apasionante. No estamos solos, estoy convencida, y él será nuestro alquimista. ¿Su nombre? Sí, por C, empieza por C... pero aún no te lo digo, aún no es el momento. Te prometí un cuento:
Era una costurera humilde, pero era una costurera fuera de lo común, su nombre Carlota. En el taller en el que trabajaba era muy respetada y querida, todos sabían que tenía un don, que había nacido para coser. Fuera gasa, muselina, seda, moaré, terciopelo o satén, fueran hilos metálicos o hilados, fuera un vestido de gala, de paseo o de trabajo, Carlota era la mejor. Sólo pedía una cosa, poder elegir ella misma a sus clientes, sólo eso, lo cual era un problema, todos querían a Carlota.
Algunas mujeres, cuando la veían aparecer detrás del mostrador, se postraban cual militar obediente, esperando que su porte y figura convencieran a la chica para confeccionar sus ropas. Otras bajaban tímidas la mirada y con humildad le explicaban lo que significaba para ellas "el vestido de sus sueños". Había mujeres, que sujetando con orgullo el brazo de su marido, sonreían complacidas ante el fajo de billetes que ellos sacaban del bolsillo interior de sus chaquetas. Y la mayoría ni siquiera se atrevían a entrar en la tienda por miedo a ser rechazadas por la famosa costurera.
Para Carlota, todo este ritual no era ningún juego, porque lo que nadie sabía es que cuando ella tejía no lo hacía para el cuerpo de sus clientes, lo hacía para sus almas. En sus manos tenía el poder de premiar o castigar, el poder de consolar o de atormentar, el inmenso poder de reconducir el destino de las personas elegidas. Y sólo aceptaba dos monedas, una para el taller y otra para ella, ni una más, jamás.
Esa tarde terminaba el vestido de Carmina, el que sería su vestido de bodas, el único vestido de su vida para siempre, el único vestido que Carlota no había decido hacer, el único sobre el que no tenía influencia. Y Carlota, esa vez más que nunca, se resistía a dar los últimos retoques, esa vez más que ninguna otra, confiaba en que Carmina no apareciera a la hora indicada a recoger su prenda... Carlota lloraba sin consuelo mientras terminaba los últimos bordados de plata, confiaba en que su don esta vez funcionara, porque como siempre había soñado con la prenda que confeccionaría. Carlota veía cómo los bordados se teñían, cómo los botones saltaban por todas partes, cómo el blanco, poco a poco, se colmaba de un rojo intenso. Carlota veía la muerte de Carmina. Carmina era la hermana de Carlota.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Noviembre



NOCTURNO


Los que auscultásteis el corazón de la noche,

los que por el insomnio tenaz habéis oído

el cerrar de una puerta, el resonar de un coche

lejano, un eco vago, un ligero ruido...


En los instantes del silencio misterioso,

cuando surgen de su prisión los olvidados,

en la hora de los muertos, en la hora del reposo,

sabréis leer estos versos de amargor impregnados...


Como en un vaso vierto en ellos mis dolores

de lejanos recuerdos y desgracias funestas,

y las tristes nostalgias de mi alma, ebria de flores,

y el duelo de mi corazón, triste de fiestas.


Y el pesar de no ser lo que yo hubiera sido,

la pérdida del reino que estaba para mí,

el pensar que un instante, pude no haber nacido,

y el sueño que es mi vida desde que yo nací.


Todo esto viene en medio del silencio profundo

en que la noche envuelve la terrena ilusión,

y siento como un eco del corazón del mundo

que penetra y conmueve mi propio corazón.


Rubén Darío


Felicidades Pequeña