jueves, 13 de septiembre de 2007

El abrazo de la palabra

Palabra que brota como un río de sangre desde el interior de mis entrañas, palabra que atraviesa como puñal de venganza, palabra que abraza como los brazos que aman.


"Elaboraba la sustancia de sus propios sueños y con esos materiales fabricó un mundo para mí. Las palabras son gratis, decía, y se las apropiaba, todas eran suyas. Ella sembró en mi cabeza la idea de que la realidad no es sólo como se percibe en la superficie, también tiene una dimensión mágica y, si a uno se le antoja, es legítimo exagerarla y ponerle color para que el tránsito por esta vida no resulte tan aburrido. (...) De mí dependía la existencia de todo lo que nacía, moría o acontecía en las arenas inmóviles donde germinaban mis cuentos. Podía colocar en ellas lo que quisiera, bastaba pronunciar la palabra justa para darle vida".

Eva Luna, Isabel Allende

No hay comentarios: