miércoles, 25 de julio de 2007

Necesito sonreir

Pídeme que esté alegre

Aún me entra cielo azul
y lo miro en mis charcos
reflejado a jirones.


Pídeme que esté alegre.

Si tú me lo pidieras,

en un caballo blanco subiría,

en un caballo bravo y montaraz.


Pídeme que esté alegre

y correré a ponerme

atavíos de fiesta,

abriré las cien puertas de mi casa

y saldré entre piruetas

y saltos de través

aturdida de sol,

y a las verdes palomas

daré migas de pan.


Pídeme que esté alegre.
En un caballo blanco correría,
en un caballo loco y montaraz,

si tú me lo pidieras.

Autora: Carmen Martín Gaite

2 comentarios:

elshowdefusa dijo...

Y yo, tonta de mí, me he puesto algo triste con este poema...

cristal00k dijo...

Pues ya estás sonriendo. ¡Es una orden! jajaja
Un besazo preciosa.